Marisa Glave

Marisa Glave

Desde la raíz

Más columnas

Marisa Glave

Identidad, por Marisa Glave24 Jun 2022 | 7:01 h

Marisa Glave

Al agua, por Marisa Glave17 Jun 2022 | 7:47 h

Marisa Glave

Contrabandistas10 Jun 2022 | 7:45 h

Marisa Glave

Educación sexual en riesgo03 Jun 2022 | 7:36 h

Tomar por asalto la Sunedu

“Mientras tanto no olvidemos las bancadas que dieron los votos para la contrarreforma: Perú Libre, Fuerza Popular, Acción Popular y Renovación Popular”.

Lejos de asaltar los cielos como decía Marx, la bancada de Perú Libre y su líder Vladimir Cerrón se prestaron para que se tome por asalto la Sunedu por parte de las mafias universitarias que esperan retornar a la comodidad de la vieja Asamblea Nacional de Rectores (ANR).

Amparados en un discurso sin sustento, de supuesta defensa de la autonomía universitaria, y acusando de neoliberal a la superintendencia, prefieren destruir lo poco avanzado en la defensa del derecho a una educación superior de calidad antes que buscar mejorar la reforma hoy existente, que sí necesita mejoras. Buscan adornar con radicalismo la verdad: son los aliados estratégicos del fujimorismo en la defensa de intereses subalternos.

PUEDES VER: Gremios y colectivos estudiantiles se pronuncian en el rechazo a la contrarreforma universitaria

No solo del fujimorismo, también de Renovación Popular. Waldemar Cerrón no dudó en salir en una conferencia de prensa junto al almirante Montoya mostrando un frente unitario. Quieren volver al tiempo de la ANR, que se hizo de la vista gorda ante serias irregularidades y evidentes estafas educativas, sobre todo privadas. Quieren volver a los sueldos millonarios —literalmente de millones— de algunos rectores antes que destinar recursos a la investigación o volver a la contratación por horas de docentes para garantizar su clientela. No quieren autonomía, quieren autarquía.

Cinco congresistas de PL no cayeron en ese discurso y votaron en contra. Una, Silvana Robles, se atrevió a debatir con Cerrón en redes quien, al quedar sin argumentos, simplemente la acusó de “caviar”. Para el señor la posición de representantes de universidades públicas como la UNI, la UNSA o la San Cristóbal de Huamanga es caviar. Lo que realmente le molesta es que la congresista ha puesto en evidencia el conflicto de intereses detrás de la contrarreforma.

Pretender que los rectores de las universidades sean quienes regulen a las universidades es como sugerir que Telefónica tenga asiento en Osiptel o que Roque Benavides sea director de Osinergmin. El regulado no puede ser el regulador. Tomar por asalto la Sunedu para que deje de ser un regulador y pase a ser un ente gremial es inconstitucional. El TC ha señalado claramente que los rectores no pueden ser juez y parte.

PUEDES VER: Keiko y Castillo se comprometieron a fortalecer Sunedu, pero sus bancadas apoyan debilitar institución

Hoy el presidente Castillo tiene gira de ministros en Nasca. Algunos esperan que observe la ley. No creo que lo haga, por el contrario, creo que la promulgará en cuanto llegue a sus manos.

Solo quedan el amparo presentado por Sunedu, que se ve este lunes y está en las manos de la jueza Andrea Córdova Escobar, y una acción de inconstitucionalidad que ya anunciaron las congresistas Flor Pablo y Ruth Luque. Ojalá prosperen estas iniciativas. Mientras tanto no olvidemos las bancadas que dieron los votos para la contrarreforma: Perú Libre, Fuerza Popular, Acción Popular y Renovación Popular.