Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

La contrarreforma universitaria, por Ricardo Cuenca11 May 2022 | 5:08 h

Columnista invitado

Las campanas doblan por ti, por José López Luján07 May 2022 | 6:38 h

Columnista invitado

Recordando a Rafo Roncagliolo, por Fernando Rojas Samanez04 May 2022 | 5:30 h

Crisis política y Constitución

“La Jefatura de Gobierno le corresponde solo al presidente (art. 118 inc. 3 Constitución). Si delega esa función al primer ministro, incurriría en infracción constitucional”.

En busca de soluciones a la crisis política, han sido presentadas las siguientes propuestas, todas inviables por su falta de sustento constitucional:

1. Vacancia: no sirve para sancionar, con la destitución, la inmoralidad de un presidente, sino para declarar que por circunstancias objetivas no puede permanecer en el cargo. La expresión “incapacidad moral” no significa “inmoralidad”, sino incapacidad mental. Ingresó a nuestro ordenamiento con la Constitución de 1839 y en el siglo XIX el término “moral” era entendido como “mental”.

PUEDES VER: Pedro Castillo arma un gabinete para sobrevivir

2. Destitución por traición a patria: es posible procesar a un presidente, durante su mandato, por la traición a la patria, previo antejuicio. Pero ese procesamiento no tiene como consecuencia su destitución sino solo su suspensión (art. 114 inc. 2 Constitución).

3. Elecciones solo presidenciales: si renuncian el presidente de la República y la vicepresidenta, la presidenta del Congreso debe convocar elecciones nosolo presidenciales sino también parlamentarias. El régimen político constitucional está estructurado en torno a la simultaneidad de los períodos presidencial y parlamentario. Por eso la Constitución (art. 90) permite a los candidatos a la vicepresidencia postular al mismo tiempo al Congreso.

Se elegirá un nuevo presidente pero no para completar el período iniciado en 2021. El art. 115 de la Constitución no se refiere a un período que falte completar, sino a uno concluido por imposibilidad del presidente y de los vicepresidentes. Además, la única elección presidencial constitucionalmente permitida es para un período de 5 años.

PUEDES VER: Hernando Cevallos sobre su salida del Minsa: “No le he pedido las razones al presidente”

4. Que el primer ministro asuma como jefe de Gobierno: la Jefatura de Gobierno le corresponde solo al presidente (art. 118 inc. 3 Constitución). Si delega esa función al primer ministro, incurriría en infracción constitucional.

El único procedimiento para destituir al presidente es el juicio político (art. 99 y 100 de la Constitución). No es cierto que las únicas infracciones constitucionales sancionables en un juicio político sean los 4 delitos mencionados en el art. 117 de la Constitución. La prohibición de procesamiento contenida en esta norma se aplica a los procesos judiciales, pero no al juicio político. El art. 114 de la Constitución lo confirma: prescribe que el ejercicio de la presidencia se suspende por estar el presidente “sometido a proceso judicial, conforme al artículo 117 de la Constitución”. Esta prohibición ya estuvo en anteriores constituciones y, respecto del art. 65 de la Constitución de 1860 que la contenía, Luis Felipe Villarán (La Constitución peruana comentada, Lima, 1899) explicó que “se refiere exclusivamente a la acusación criminal”.