Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

La contrarreforma en marcha 26 May 2022 | 7:35 h

Editorial Editorial

Elecciones en Colombia25 May 2022 | 7:42 h

Editorial Editorial

Un año de Vizcatán24 May 2022 | 4:33 h

Editorial Editorial

El Estado contra el Estado23 May 2022 | 6:01 h

8 años del fallo de La Haya

Histórica fecha en la que se fijó en forma definitiva la frontera marítima con Chile.

“Conmemoramos esta victoria jurídica como una forma de reivindicar el respeto y la defensa de nuestra soberanía nacional en todo el territorio peruano”, señala un tweet del presidente Pedro Castillo, que con estas expresiones consolida una apuesta por la continuidad de las políticas del Estado, que con el fallo emitido hace 8 años logró cerrar la frontera marítima con el vecino país de Chile.

Es cierto que el fallo de La Haya concretó el trabajo de tres administraciones de gobierno: Toledo, García y Humala, que dejaron de lado posiciones partidarias y políticas de sus gobiernos para mantener firme la postura peruana que se llevó al tribunal de La Haya y que obtuvo finalmente la ampliación y consolidación de nuestra frontera marítima en el sur.

PUEDES VER: Castillo por los 8 años del fallo de La Haya: “Conmemoramos la defensa de nuestra soberanía”

Los excancilleres Manuel Rodríguez Cuadros, José Antonio García Belaunde y Allan Wagner, de diferentes administraciones de gobierno y que cumplieron acciones fundamentales para ir al tribunal primero y luego defender la posición peruana, formaron parte de la comisión en la que participaron expertos, diplomáticos, altos oficiales de las Fuerzas Armadas, entre otros. Entre el 2011 y 2014, los excancilleres Eda Rivas y Rafael Roncagliolo condujeron el proceso en el momento de mayor riesgo, y sacaron adelante un buen resultado.

Se concedió al Perú un “triángulo exterior” que hasta ese momento era chileno, con el vértice a partir de las 80 millas náuticas, consistente en unos 50 mil kilómetros cuadrados, muy rico en pesca. Los magistrados dejaron intacta la frontera marítima de Chile hasta las 80 millas náuticas, no hasta las 200 millas que mantenían en usufructo los chilenos.

PUEDES VER: ONG denuncia a Bolsonaro por “crímenes contra la humanidad” por deforestación de la Amazonía

También se validó el argumento chileno “de que los tratados pesqueros de 1952 y 1954 suponen un acuerdo fronterizo tácito y además aceptó la idea de la línea paralela al Ecuador como delimitador, a partir del conocido Hito 1″, según señala un texto de la BBC de esas fechas.

Fue un acuerdo salomónico y sabio, según opinó un historiador peruano, y que fundamentalmente reconoció el 70% de la demanda peruana y puso paz y tranquilidad a una región del país siempre agitada por los sobresaltos propios de la convivencia cotidiana en un área que no contaba con delimitación marítima. Ocho años después, con el Perú ejerciendo soberanía y jurisdicción en todo el Mar de Grau, solo queda celebrar.