Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

Biombos en los coliseos de Vladimir19 May 2022 | 7:02 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El otro sendero de Vladimir18 May 2022 | 7:01 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Calle con hambre en la calma chicha17 May 2022 | 7:16 h

Augusto Álvarez Rodrich.

La falta de pantalones del premier16 May 2022 | 6:53 h

3 entrevistas, y 10 balances y desbalances

La confirmación de que don Pedro Castillo no da la talla.

Tras un semestre corriéndose del periodismo, Pedro Castillo dio tres entrevistas que lo dejan con muchos moretones, sin ganas de ofrecer otra, y, al país, con la ratificación penosa de tener un presidente que no da la talla.

1. Sin preparación. No solo lo reconoce, sino que lo exhibe con elogio y orgullo, como costo de reivindicación que el país debe pagar -y sufrir- por no haber elegido antes a alguien como él.

2. Sin vocación por aprender. Algo extraño en un profesor, dejando la creencia de que, si no ha aprendió nada en seis meses en la presidencia, ¿por qué tendría que hacerlo en el futuro?

PUEDES VER: Pedro Castillo: 63% de peruanos no le creen al presidente

3. Sin equipo ni ganas de tenerlo. Si Castillo reconociera sus limitaciones, más allá de estar feliz de no saber nada ni tener ganas de aprender, debiera preocuparse por conformar un grupo humano que lo compense, pero es obvio que no lo tiene ni lo quiere.

4. No se prepara. Es claro que Castillo fue a las citas periodísticas sin preparación, con respuestas tontas como ‘estoy aprendiendo’ o ‘eso te lo respondo en la siguiente entrevista’ que, en vez de producir gracia, dieron pena.

5. Flojo. ¿No se puede tomar un tiempo el presidente para aprender asuntos mínimos sobre su trabajo, como leer la Constitución o recibir un briefing de la Cancillería?

PUEDES VER: Hernando Cevallos: “Creo que el presidente tiene virtudes más allá de la experiencia”

6. Aislado de su gabinete. Que el ministro de Justicia no le haya explicado asuntos básicos sobre la Constitución se entiende por la precariedad de Aníbal Torres, pero que Torre Tagle no lo haya adiestrado en asuntos básicos de política exterior, sabiendo que la entrevista sería sobre eso, es suicida.

7. El pueblo como atajo y excusa. Castillo aburre usando al pueblo como salvavidas frente a todo lo que no sabe, es decir, frente a absolutamente todo, sin saber cómo se consulta al pueblo. ¿Aceptaría un referéndum para ver si se queda o se va de Palacio de Gobierno?

8. Miente. Hay temas, como su relación con Karelim López, en los que Castillo miente con toda franqueza.

PUEDES VER: Postura de Pedro Castillo a favor de dar salida al mar a Bolivia es noticia en el extranjero

9. Aislado. Un presidente cada vez más solo. Como va, pronto, hasta la aún angurrienta izquierda lo abandonará.

10. Incertidumbre. ¿Cómo hace el país para sobrevivir con un presidente de la República que no sabe ni quiere aprender, durante los nueve semestres que aún le quedan a Castillo en Palacio?