Columnista invitada

Columnista invitada

La República

Más columnas

Columnista invitada

Lucha frontal contra la ciberdelincuencia28 Ene 2022 | 12:38 h

Columnista invitada

No pedir perdón es un error22 Ene 2022 | 23:54 h

Columnista invitada

Dejando salir el dolor. La Ruta del Abuso 22 Ene 2022 | 23:35 h

Inclusión social: más allá de las metas cumplidas, por Dina Boluarte

“En el 2022 queremos seguir trabajando en esas líneas, afianzando la calidad de los programas e innovando, pero además contribuyendo en el debate...”.

Por Dina Boluarte

En las localidades del interior del país que visitamos como parte importante de nuestro trabajo, dialogamos con las y los beneficiarios de los programas sociales. Los agradecimientos y los testimonios sobre las mejoras en sus vidas es un factor común.

En nuestros viajes conversamos también con autoridades y funcionarios. Escuchamos frecuentemente: “¿Pueden incluir a más beneficiarios?”. O “queremos ampliar estos servicios pero necesitamos más presupuesto”. Constatamos que el alcance del Estado avanza, pero también que la brecha de necesidades insatisfechas es grande.

En el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social hemos obtenido grandes logros. Alcanzamos la mayor ejecución presupuestal del Ejecutivo: la inversión social fue de más de S/ 12 mil 873 millones durante el año 2021, en favor de 8.5 millones de personas en situación de pobreza, pobreza extrema y situación de vulnerabilidad.

PUEDES VER: Pensión 65: más de 13.000 nuevos usuarios cobran por primera vez en centros poblados amazónicos

Gracias al compromiso de nuestros equipos y la calidad de la planificación, ejecutamos el 98.3% de nuestro presupuesto, el nivel más alto que compartimos con los sectores de Trabajo y Relaciones Exteriores.

Mediante el programa Juntos se brindó atención a 660,885 hogares en situación de pobreza que recibieron incentivos monetarios, promoviendo el cumplimiento de corresponsabilidad en salud y educación de sus hijos.

En la línea de intervención de la alimentación escolar y atención alimentaria a población vulnerable, Qali Warma logró atender a 4 millones 85,380 estudiantes de 64,341 instituciones educativas públicas con los alimentos nutritivos y de calidad. También entregó 21,392 toneladas de alimentos a 1 millón 688,964 personas en condición de vulnerabilidad, incluyendo ollas comunes. A su vez, fueron atendidos 623,807 usuarios regulares de 12,121 comedores del Programa de Complementación Alimentaria, gestionados por los gobiernos locales.

PUEDES VER: Midis: familias afiliadas a Juntos recibirán incentivos adicionales desde este 30 de diciembre

En la línea de protección a los adultos mayores en situación de vulnerabilidad, el programa Contigo subvencionó económicamente a 74,126 personas con discapacidad severa en situación de pobreza. Pensión 65 atendió a 568,599 usuarios y, en el marco de la respuesta a la pandemia, este programa realizó el pago del apoyo económico Yanapay Perú a 9.8 millones de personas.

Para promover la inclusión económica, emprendimiento y gestión territorial, el proyecto Haku Wiñay del programa Foncodes brindó atención a 50,759 hogares rurales.

Por su parte, el programa PAIS superó los 2 millones de atenciones brindadas a más de 500 mil ciudadanos de las zonas más alejadas del país, a través de 475 tambos que brindan diferentes servicios del Estado, permitiendo el acceso a identidad, salud, educación, justicia, desarrollo productivo, entre otros.

PUEDES VER: Bono Yanapay: 580 peruanos renunciaron al apoyo económico al considerar que no lo necesitan

Cuna Más atendió a 176,510 usuarios promoviendo el desarrollo infantil temprano.

Nuestro balance es positivo. Por un lado, emprendimos nuevos proyectos, como el bono Yanapay Perú -una de las experiencias más productivas históricamente a nivel de inclusión financiera- o el registro de las ollas comunes en la plataforma Mankachay para atender mejor sus requerimientos.

Por otro, hemos dado continuidad a los programas sociales, mejorando constantemente la focalización de los mismos, luchando contra cualquier tipo de práctica corrupta y poniendo énfasis en garantizar la no politización de la ayuda social como requisito primordial en democracia.

PUEDES VER: Dina Boluarte: Si el presidente Pedro Castillo se ha referido a los ascensos, hay que corregir

El 2021 cerró con la satisfacción del cumplimiento de las metas trazadas en los planes. En el 2022 queremos seguir trabajando en esas líneas, afianzando la calidad de los programas e innovando, pero además contribuyendo en el debate para que el país asegure estabilidad, proyecte mayor confianza económica y alcance el desarrollo integral que permita que la política social, la integración económica y productiva de los más excluidos se multiplique en número y en excelencia. Trabajaremos intensamente por ello.