Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

El derecho a votar en EE. UU. 15 Ene 2022 | 12:01 h

Mirko Lauer

Sanitarios quemados14 Ene 2022 | 7:44 h

Mirko Lauer

Un precedente en Venezuela13 Ene 2022 | 7:29 h

Mirko Lauer

César Acuña: suicidio por abogado 12 Ene 2022 | 8:57 h

Josefina Baker, deslumbrante

“Fueron varios los vanguardistas peruanos que en los años 20 expresaron admiración por ella, y la vieron como el alegre signo de una nueva era”.

La República Francesa acaba de elevar los restos de la bailarina y activista Josefina Baker (1906-1975) al panteón de sus héroes militares, por acciones en la segunda guerra. Fueron varios los vanguardistas peruanos que en los años 20 expresaron admiración por ella, y la vieron como el alegre signo de una nueva era. El tiempo demostró que efectivamente era así.

XAVIER ABRIL (de Hollywood, 1931)

Josefina Baker es la luna de África. La noche de África. El calor de África.

PUEDES VER: Con el agua al cuello

Josefina Baker, cocotero, mono rapado, tribu, sexo que da miedo a Europa.

Josefina Baker, bisnieta del cornudo de Lafayette. ¡Qué curioso! ¡Qué escándalo para la señora!

Josefina Baker, camino en la selva de África: vellos negros, negros, negros. Risa roja del sexo y una gran estupidez de ojos que le nace a la selva. Ojos blancos: Europa. Europa tiene los ojos blancos.

Josefina Baker, cosas con el Papa.

Josefina Baker, escapulario que llevarán las mujeres eróticas de París.

PUEDES VER: Ómicron

Yo he visto los pies de Josefina Baker, lindas patitas de zebú. El cuerpo de Josefina Baker es lo más nuevo que nos ha dado el mundo.

Josefina Baker, 10 francos, recuerdo para no envejecer.

Europa, año 2940, reconocimiento del África.

Canonización de Josefina Baker.

ENRIQUE PEÑA BARRENECHEA (fragmento de Amauta, 1928)

A veces es un ingenuo niño africano civilizado saltarín de pogo y otras en el teclado de sus dientes su lengua toca shymmys de lujuria.

PUEDES VER: Algo más que desaprobación

Negra:

Embajadora de las selvas en el París de paul morand.

Baudelaire desde su huesa aspira todo tu olor de carne en dinamismo.

Volcán fantástico sobre armiños de francia la lava de tus gritos guturales desnivelan los terrenos de las américas.

¡salta!

¡sigue saltando pantera celeste con mostachos albos de luna que hasta aquí llega tu jadear!

PUEDES VER: La semana de Castillo

MARTÍN ADÁN (fragmento de Amauta, 1928)

París busca y halla un placer decadente y económico en Josefina Baker que no es al menos la malabaresa bárbara y elemental de Baudelaire sino una mulata de Virginia, estandarizada y behaviorista, con algo de manufactura yanqui. Pero Peña Barrenechea alarga a ella sus manos con la alegre curiosidad de un niño que descubre un bruñido juguete estrepitoso e inaudito.