Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

La demanda ante La Haya, por José García Belaunde 21 Ene 2022 | 6:34 h

Columnista invitado

Medicinas gratuitas para todos: ¿mito o realidad?19 Ene 2022 | 8:16 h

Columnista invitado

Hasta las estrellas12 Ene 2022 | 8:37 h

Columnista invitado

Arequipa en un momento oscuro05 Ene 2022 | 7:19 h

1821-2021: el Pacto de Costa Rica

“Costa Rica se ha dedicado a construir una cultura de protección ambiental, parte integral del modelo de desarrollo. Hemos sido previsores, innovadores [...] y preservar la biodiversidad”.

Por: Rodolfo Solano Quirós (*)

En el marco del bicentenario de la independencia de Costa Rica hemos promovido cuatro pilares fundamentales: la Costa Rica histórica, la Costa Rica pacífica y solidaria, la Costa Rica capaz y la Costa Rica descarbonizada.

Tenemos ante nosotros otro bicentenario: la emisión, el 1° de diciembre de 1821, del Pacto Social Fundamental Interino de Costa Rica, conocido como Pacto de Concordia, la primera ley fundamental realizada por una asamblea de elección popular.

Tres de los cuatro pilares aparecen en el Pacto de gran trascendencia como punto de partida de la historia jurídica y política como comunidad independiente y democrática. Marcó un rumbo que se ha mantenido fiel a su vocación democrática e institucional y lo confirmaremos en febrero de 2022, con elecciones generales multipartidistas y en la más absoluta libertad civil y política.

PUEDES VER: Abejas carnívoras: evolucionaron y ahora tienen un ‘diente’ para desgarrar

La Costa Rica capaz remite a la idea de proyectar el futuro a través de nuestras capacidades y talento humano. En 1821, la educación era todavía rudimentaria, pero esa sociedad dio lo mejor para dotarse de un estatuto fundamental que garantizara la libertad y la paz, adecuado a sus realidades. La visión política de aquellos próceres, encarnada en el Pacto fue indiscutiblemente novedosa.

El pilar de una Costa Rica pacífica, sana y solidaria, se refleja en el Pacto que fue el nudo de concordia de nuestra sociedad para impedir que se fragmentara en localismos y fanatismos. Los legados de 1821 no pensaron solo en los derechos de los costarricenses, sino también en los de otros pueblos; estuvieron conscientes del carácter universal de los derechos humanos.

El pilar de la Costa Rica descarbonizada no aparece esbozado en el Pacto, pero es posible trazar sus cimientos a inicios del siglo XIX. Costa Rica se ha dedicado a construir una cultura de protección ambiental, parte integral del modelo de desarrollo. Hemos sido previsores, innovadores y visionarios al tomar medidas para revertir la pérdida de bosques, mitigar el cambio climático y preservar la biodiversidad. El Plan Nacional de Descarbonización 2018-2050 refleja este firme compromiso por el ambiente. Somos uno de los primeros países en desarrollo en establecer una ruta de largo plazo coherente a cumplir el objetivo de ser carbono neutral al 2050 y carbono negativo al 2100.

PUEDES VER: Exsacerdote que abandonó a su sobrino de 6 años en el desierto será juzgado en Costa Rica

El 1° de diciembre de 1948, Costa Rica anunció al mundo su decisión unilateral de abolir el ejército, proscripción consagrada en 1949 en la actual Constitución, confirmando de modo definitivo e irreversible la vocación civilista, democrática e institucional trazada desde el 1° de diciembre de 1821 en el Pacto de Concordia, a cuyo espíritu, madurado y enriquecido, seguimos siendo inquebrantablemente fieles.

(*) Canciller de la República de Costa Rica