Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

La prioridad es el diálogo07 Dic 2021 | 5:36 h

Editorial Editorial

La salud o la libertad de elegir06 Dic 2021 | 5:57 h

Editorial Editorial

Primera ronda04 Dic 2021 | 6:13 h

Editorial Editorial

Réplicas del sismo03 Dic 2021 | 5:21 h

El misterio de los dólares

Fiscalía debe aplicar diligente severidad en el caso del ex secretario general de Palacio de Gobierno.

La corrupción sigue figurando entre los principales problemas que aquejan a los peruanos. Cualquier acción de la justicia que enfrente este mal debe hacerse de frente y sin temor, porque nada afecta tanto a un régimen como la sensación de protección y ocultamiento de actos que están reñidos con la ley. La desconfianza es una de las principales características de la mayoría de connacionales y esa actitud solo puede ser respondida con más transparencia.

Es el caso del ex secretario general de Palacio de Gobierno Bruno Pacheco, quien tuvo una seguidilla de extrañas actividades desde el cargo que ocupaba. Una de ellas está en plena investigación y corresponde a su intervención en los ascensos militares. La segunda es la recomendación para un manejo “suave” en la Sunat a un empresario amigo. La tercera es esta incursión de la Fiscalía sobre las recomendaciones de militares, que al ingresar a las dependencias de labores del funcionario público se topó con una suma considerable de dólares.

PUEDES VER: Bruno Pacheco dijo que $ 20.000 hallados en baño de su oficina eran “producto de sus ahorros”

Veinte mil dólares guardados en un estante del baño privado no es algo común de verse. No resulta ser un lugar adecuado para guardar dinero y mucho menos si procede de ahorros y salarios.

La Fiscalía debió incautar los billetes en vez de fotocopiarlos e iniciar de oficio una búsqueda de posibilidades que determinen su origen. Si hay ahorros o cuentas bancarias, la sola posesión de efectivo y oculto en un lugar tan ajeno al hogar debe ser escrupulosamente investigada.

La negativa de entregar el teléfono móvil, de uso obligatorio para un funcionario de ese nivel, también resulta sospechosa. La razón ofrecida como excusa, asegurando haber olvidado dónde lo había dejado guardado, debió encontrar en la autoridad judicial más firmeza y determinación.

PUEDES VER: Bruno Pacheco: ¿cuáles son las funciones de un secretario general de Palacio?

Debería ser el propio Gobierno el más interesado en despejar todo tipo de dudas que surgen entre la ciudadanía cuando se informan sobre las investigaciones que se realizan a Bruno Pacheco. Su cercanía a Pedro Castillo, su capacidad de usufructuar del poder y la investidura presidencial deberían alentar a las actuales autoridades a abrir las puertas y satisfacer todos los requerimientos.

La Fiscalía es la llamada a representar con mayor convicción el interés ciudadano y explorar a fondo todas las explicaciones que surgen en este hallazgo de dinero. Y si el caso está vinculado a la corrupción, sancionar ejemplarmente.