Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

Cambio climático 2022: aquí y allá23 Ene 2022 | 9:36 h

Mirko Lauer

El problema de la vivienda22 Ene 2022 | 8:51 h

Mirko Lauer

Sin izquierda francesa19 Ene 2022 | 7:56 h

Vacancia 24/7

“La teoría de la vacancia desde el centro-derecha es que ella es innecesaria mientras Castillo se mantenga dentro de ciertos márgenes. Así como el error terminal todavía no está definido, tampoco lo están los márgenes que mantienen al presidente peligroso pero dentro de lo aceptable”.

El sector pro-vacancia presidencial sigue empecinado en su objetivo. Como Pedro Castillo aprende a cuidarse con una lentitud desesperante, cada nuevo error le da motivo a la derecha para gritar vacancia. Aunque, que se sepa, no hay en el hemiciclo nuevos convertidos a esta forma de aparente solución política final.

La idea no ha prendido en el Congreso, y tampoco en las encuestas. Pero sigue allí, dando vueltas como una especie de profecía extrema que podría cumplirse al menor descuido. Como si solo se necesitara que Castillo produzca una metida de pata inaceptable. Aunque cuál sería ese traspié no ha sido definido todavía.

Sin embargo, la teoría de la vacancia desde la derecha no necesita mayores hechos. Castillo tal como aparece en sus 100 días de Palacio es argumento más que suficiente para retirarlo de la presidencia. Así, podrían estar buscando vacarlo hasta el plazo final que permite la ley, y sin duda alguna denunciándolo después.

PUEDES VER: Congresista Camones: “No me sumo a ningún pedido de vacancia”

En cambio el centro-derecha parece haberse acostumbrado un poco. No al cada vez más complicado estilo de Castillo, ni a la performance de su entorno más personal, pero sí a un statu quo que sigue manteniendo en vilo al país. La toma de distancia frente a Vladimir Cerrón ha ayudado mucho en esto, pero no ha producido mucho más que esperanzas.

La teoría de la vacancia desde el centro-derecha es que ella es innecesaria mientras Castillo se mantenga dentro de ciertos márgenes. Así como el error terminal todavía no está definido, tampoco lo están los márgenes que mantienen al presidente peligroso pero dentro de lo aceptable. Todavía no es materia prima para una alianza política.

PUEDES VER: Montoya sobre vacancia presidencial: “Aún no hay consenso, pero se puede llegar a ese punto”

La presión de la derecha por la vacancia se ha vuelto un rasgo permanente de Castillo, ni más ni menos que su sombrero. El principal efecto de esto es la atmósfera de provisionalidad que rodea al gobierno, la cual a su vez puede explicar varias de las medidas tomadas en estos tiempos. Por ejemplo, algunos intentos de moderación.

Cabe añadir que si existe en el horizonte ese error capaz de derribar al gobierno, quizás este no sea de Castillo mismo, sino de lo que sería posible de producir una constelación de escándalos probables de crear una situación a todas luces ingobernable. La derecha está diciendo que ya estamos allí.