Paul E.  Maquet

Paul E. Maquet

Utopías concretas
Lima. Periodista con estudios de maestría en comunicación política y periodismo ambiental, docente universitario e investigador y activista en temas de comunicación, derechos humanos, política y ecología.

Más columnas

Paul E. Maquet

Lima nuestra20 Ene 2022 | 7:36 h

Paul E. Maquet

Petro-pasado06 Ene 2022 | 7:10 h

Paul E. Maquet

Prueba de fuego23 Dic 2021 | 7:30 h

Paul E. Maquet

Reforma tributaria: semana clave09 Dic 2021 | 7:37 h

14N: una lección para el Congreso

“¿Qué se expresó el 14N? Justamente el rechazo a esa política de vendettas manejada por intereses personales, al uso abusivo del poder por parte de los políticos, a su incapacidad de construir acuerdos”.

Imposible no preguntarse esta semana, cuando se recuerda un año del estallido de protestas tras una vacancia percibida como ilegítima y arbitraria, si el Congreso de la República ha tomado nota y ha entendido la lección. Hay sectores políticos que parecen no haber aprendido nada de nuestra historia reciente, pues ya están agitando otra vez el fantasma de la vacancia presidencial, cuando no hay ningún argumento para considerar que el uso de tal figura extrema podría ser visto esta vez como menos ilegítimo o menos arbitrario.

PUEDES VER: Salhuana: APP y la bancada no apoyan pedido de vacancia presidencial de Combina

En noviembre del año pasado, una mayoría congresal declaró la vacancia del presidente Vizcarra, a solo seis meses del fin de su mandato, imponiendo al acciopopulista Manuel Merino como cabeza del Ejecutivo. Hoy, sectores del Legislativo y la extrema derecha juegan a promover la vacancia del presidente Castillo a solo seis meses del inicio de su mandato para imponer una eventual gestión de la actual presidenta del Congreso, Maricarmen Alva, también de Acción Popular.

Los hechos nunca se repiten dos veces de la misma manera, pero que a un año de la vacancia de Vizcarra estemos nuevamente enfrascados en este tipo de discusiones llama mucho la atención. Un gobierno puede parecer bueno, regular o malo según el cristal con que se mire, pero es evidente que cualquiera que fuera el balance no hay razones objetivas para pensar en interrumpir el único gobierno legítimo, que es aquel surgido democráticamente de las urnas. Los votos en el Congreso no pueden servir para torcer la voluntad del electorado.

PUEDES VER: Los 100 días de Pedro Castillo y un discurso con más promesas de campaña que rendición de cuentas

¿Qué se expresó el 14N? Justamente el rechazo a esa política de vendettas manejada por intereses personales, al uso abusivo del poder por parte de los políticos, a su incapacidad de construir acuerdos que pongan por delante el interés público, y la necesidad de cambios en el sistema político. Esa sigue siendo la agenda.