Lucia Solis

Lucia Solis

Casa de Brujas
Periodista feminista, activista y editora de género en Grupo La República. Licenciada en Comunicación y Periodismo por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y máster en Estudios de Género por la Universidad Complutense de Madrid (en curso). @lamenstruante lucia.solis@glr.pe

Más columnas

Lucia Solis

Menstruar en igualdad, por Lucia Solis 26 May 2022 | 6:38 h

Lucia Solis

Acoso político: edición gordofobia19 May 2022 | 7:02 h

Lucia Solis

Defendamos el enfoque de género (otra vez) 12 May 2022 | 7:28 h

Lucia Solis

Repensar las maternidades, por Lucia Solis 05 May 2022 | 3:47 h

OnlyFans: sentido y sexualidad

“Habitar en una sociedad conservadora, machista e hipócrita nos hace señalar la sexualidad vivida y trabajada de forma libre”.

En los últimos meses diversas figuras del espectáculo nacional e internacional, tanto hombres como mujeres, anunciaron la creación de sus canales en Only Fans, una plataforma en la que usuarios y usuarias ofrecen contenido especializado a cambio de suscripciones. Hay de todo: clases de yoga, recetas de cocina y hasta material visual y audiovisual de índole sexual explícito. De hecho, es este último el que mas predomina y el que más rebote tiene.

Porque ahora, cada vez que una o un artista decide abrir un canal propio, se convierte en noticia. ‘’¿Tan mal te va en la tele que tienes que recurrir a esto?’’, fue un comentario recogido en redes sociales a uno de los últimos anuncios. La artista a la que se dirigió este cuestionamiento es una actriz cómica del medio local. Ella respondió que, por el contrario, le iba muy bien y que estaba por lanzar su segundo emprendimiento.

PUEDES VER: ¿Periodismo feminista? ¡Periodismo feminista!

Esta pregunta con doble intención, exponer a una mujer y señalarla por sus decisiones buscando que sienta algún tipo de vergüenza, no solo lo reciben las actrices, cantantes e influencers que cada vez más eligen hacer presencia en Only Fans, sino también mujeres, no necesariamente conocidas a nivel masivo, que se reconocen feministas y que han encontrado, en la misma plataforma que hoy acoge a personajes como Cardi B, Aaron Carter, Mala Rodríguez, Tyler Posey, entre otros y otras, una fuente de ingresos.

¿Cuál es el tema con las mujeres que están en Only Fans? pero, sobre todo, ¿cuál es el tema con las mujeres feministas que están en Only Fans? Pensar en cómo responder a esta pregunta implicaría tirarse a la piscina del debate de los feminismos alrededor de la abolición o legalización/regulación del trabajo sexual; una acción que ameritaría contar con los aportes de decenas de intelectuales pero también, y más importante, con las propias voces de los y las protagonistas, además de un espacio más extenso y acorde que una columna web.

Sin embargo, si partimos de la idea de que abrir un canal de Only Fans para vender este tipo de contenido es una forma de trabajo sexual, los cuestionamientos llegan a una coincidencia: el señalamiento y condena a las mujeres feministas que lo ejercen. Porque si el patriarcado se basa en la concepción de las mujeres como objetos, ¿'’vender’' el cuerpo o imágenes del cuerpo no es una forma de reforzarlo? ¿no es, finalmente, la sexualización de los cuerpos de las mujeres una de las manifestaciones más visibles del machismo que nos rige?

PUEDES VER: Melissa, Rodrigo y el espectáculo machista de la infidelidad

Decir solo ‘’sí'’ ambas preguntas sería omitir que las mujeres y divesidades sexo genéricas tanto en Only Fans, como en el trabajo sexual más ‘’tradicional’', son seres pensantes, conscientes, con capacidad de agencia; además de dejar de lado que vivimos en un mundo capitalista en el que muchas personas trabajan para apenas sobrevivir y que no va a cambiar. Al menos no en los próximos años.

Mientras tanto, habitar en una sociedad conservadora, machista e hipócrita nos hace señalar la sexualidad vivida y trabajada de forma libre. Porque si, en cambio, fueran obligadas a hacerlo estaríamos hablando de otra cosa: trata y explotación. Pero no es el caso de las figuras que optan por tener un espacio en esta plataforma. Porque la teoría no puede, o no debería, estar por encima de las historias y las decisiones de las propias. Porque los feminismos se piensan desde lo colectivo. Porque abrir un Only Fans no hace a una cómplice del patriarcado, sino que vuelve a poner en discusión, como desde hace tanto, aquella ‘’loca’' idea de que mujeres y diversidades son dueñas de sus vidas, de sus cuerpos y de su sexualidad.