Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

Porque hasta para robar son torpes06 Dic 2021 | 7:59 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Periodismo para mejores sociedades 05 Dic 2021 | 10:03 h

Augusto Álvarez Rodrich.

La caída de Castillo ya es inevitable 04 Dic 2021 | 10:24 h

Augusto Álvarez Rodrich.

¿Cómo salvar a Pedro Castillo?03 Dic 2021 | 7:19 h

La ceremonia del adiós de Perú Libre

Ruptura de relación Castillo/Cerrón es una buena noticia.

La ruptura de la relación entre Pedro Castillo y Vladimir Cerrón es una magnífica noticia para el futuro del Perú pues puede significar un giro en el rumbo hacia el abismo al que se dirigía el país, aunque este escenario debe tomarse con cautela hasta tener más claridad sobre la real solidez de las convicciones del presidente de la república.

No es una noticia aislada. Ocurre tras el cambio en la PCM de Mirtha Vásquez en reemplazo de un impresentable como Guido Bellido, una especie de coche bomba contra la institucionalidad y la sensatez. Su reemplazante, en cambio, trae un estilo dialogante y de respeto al estado de derecho que es valioso en un momento de pretensiones de refundación nacional.

También son positivas la ratificación de Julio Velarde en el BCR; el nuevo pero aún tímido discurso del presidente Castillo favorable a la inversión; o las reuniones que se están realizando entre el gobierno y las empresas para apuntalar proyectos empresariales.

PUEDES VER: Vladimir Cerrón asegura que “Perú Libre no ha pasado a la oposición”

Pero nada de eso llega a ser tan relevante como el divorcio entre Castillo y Cerrón anunciado por este último mediante un violento comunicado de Perú Libre en el que adelanta que esa bancada no le dará el voto de confianza al gabinete y anuncia expulsiones del partido de quienes son hoy ministros.

Con su vanidad sin límite y su arrogancia infinita, Cerrón demostró ser un político muy torpe. Desesperado por haber perdido el poder, parece hoy un pollo sin cabeza corriendo por el mercado, y temeroso de estar pronto en la cárcel, sin la ayuda del ministro del interior, Luis Barranzuela, que han puesto para cuidarle las espaldas, y a quien deberían sacar cuanto antes, al igual que al ministro de educación, Carlos Gallardo, que va a significar un grave retroceso en la calidad de la enseñanza.

El presidente Castillo tiene hoy la posibilidad de empezar de nuevo, del segundo debut, de la nueva oportunidad para construir un gobierno al servicio del país, alejado del comunismo idiota de Cerrón, tendiendo puentes con el centro del congreso. Para ello, es clave que recupere la confianza y credibilidad que perdió, demostrando que no es una veleta que cambia de opinión cada semana, según el último con quien habla, y que no volverá al rumbo irresponsable de los primeros 70 días.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.