Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

La salud o la libertad de elegir06 Dic 2021 | 5:57 h

Editorial Editorial

Primera ronda04 Dic 2021 | 6:13 h

Editorial Editorial

Réplicas del sismo03 Dic 2021 | 5:21 h

Editorial Editorial

La visita de Almagro02 Dic 2021 | 5:26 h

Velarde se queda

El Ejecutivo designa también a tres economistas que se integran al directorio del BCR.

Julio Velarde fue ratificado por 5 años más como presidente del Banco Central de Reserva. Junto con la decisión de la continuidad del funcionario público, quien ya tiene 15 años ejerciendo el cargo e inicia un cuarto período, se ha producido la elección de los economistas que se integran al directorio, en una decisión que es incuestionable. Muestran CV impecables y niveles de independencia que resultan muy útiles en un cargo de tanta autonomía en las decisiones. Roxana Barrantes, Ph. D. graduada en la Universidad de Illinois; José Távara, Ph. D. de la Universidad de Massachusetts y Germán Alarco, magíster en Economía en CIDE de México con experiencia previa en el BCR, permiten observar con esperanza lo que viene ocurriendo en el ente rector monetario. Los tres directores nombrados por el Ejecutivo mantienen un intenso vínculo con el sector académico, aunque también tienen experiencia en el ámbito público. Roxana Barrantes es actual profesora principal del departamento de Economía de la U. Católica, José Távara ha sido director académico de la misma facultad y Germán Alarco es catedrático investigador de la Escuela de Postgrado de la U. Pacífico.

Un acápite especial para señalar que la doctora Barrantes es la cuarta mujer en formar parte del directorio del banco, desde 1922. Aún hay que esperar la designación del Congreso de los otros tres miembros con los que se van a completar los 7 puestos del directorio. Se debe esperar que la selección se haga sin repartijas políticas que tanto daño pueden hacerle a la autoridad, autonomía y prestigio de la entidad monetaria.

Aunque este es un ejemplo aislado de buenas decisiones del Gobierno de Pedro Castillo, hay que señalar que constituye un mensaje de tranquilidad para los mercados, afectados por la inestabilidad política que no cesa y la precariedad de la institucionalidad, debido a la elección de autoridades sin experiencia o con descalificaciones morales o cuestionamientos legales, en los cargos públicos.

Hay que celebrar que el BCR se mantendrá como una isla de eficiencia, si es que el Legislativo sigue el buen ejemplo del Ejecutivo en esta ocasión. Y que por lo menos algunas de las variables que están empujando al dólar a la alza se puedan controlar, en beneficio de la economía nacional.