Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

Años de Isabel II25 Oct 2021 | 6:57 h

Mirko Lauer

Los codinomes 24 Oct 2021 | 10:19 h

Mirko Lauer

Laberinto de la choledad 23 Oct 2021 | 9:47 h

Mirko Lauer

Confianza y vacancia22 Oct 2021 | 7:27 h

AUKUS, nuevo músculo en el Asia

“Es mucho más que una movida comercial. Es una manera de adelantarse a la expansión militar de China en sus mares circundantes”.

¿Por qué Australia descartó el submarino nuclear francés? Porque la compra de uno o más submarinos similares a los EEUU viene acompañada de una alianza militar con Washington y Londres. París pierde un negocio de US$90,000 millones, que le hubiera dado un cierto grado de presencia en lo que ahora se llama el mar Indo-Pacífico.

Francia ha expresado su furia llamando en consulta a sus embajadores en Canberra y Washington. Este gesto diplomático no parece el inicio de un gran conflicto, pero tomará un tiempo restablecer las buenas relaciones. Quizás Australia podrá compensar el desplante con algunas compras al mundo comercial-militar francés.

La alianza AUKUS, las siglas de sus tres integrantes, es mucho más que una movida comercial. Es una manera de adelantarse a la expansión militar de China en sus mares circundantes, donde cada vez más reclama islas y superficies marítimas. Con AUKUS Australia acepta convertirse en una punta de lanza en ese intento de bloqueo.

Los voceros de Beijing han reaccionado como era de esperar, calificando la alianza como una nueva amenaza occidental a su país. Las relaciones con Canberra ya estaban en mal pie, con el boicot de China a varios productos australianos. Ahora Beijing empieza a ver a Australia como su principal problema militar en la región.

AUKUS tiene raíces en la historia. Los tres países fueron aliados en la Segunda Guerra Mundial, y son parte de la red de inteligencia ECHELON formada por Estados socios por esa época. La presencia de Londres en AUKUS refuerza el Commonwealth británico que mantiene algunos de los antiguos lazos de lo que fue un imperio mundial.

La historia con Francia es diferente. Fue la primera potencia occidental en reconocer a la República Popular China (1964) y en el 2004 elevó la relación al rango de “alianza estratégica global”. A pesar de las inevitables diferencias, París siempre ha intentado tener un papel mediador entre occidente y las dos grandes potencias comunistas.

Entre los puntos calientes del nuevo AUKUS están la creciente agresividad de China frente a Taiwán, el reciente deterioro de las relaciones Beijing-Tokio, la expansión naval de China hacia zonas donde mantiene reclamos territoriales. No es descartable que la presencia de AUKUS aporte nuevos focos de conflicto.