Sinesio López

Sinesio López

El zorro de abajo

Más columnas

Sinesio López

La DBA quiere seguir la guerra14 Oct 2021 | 7:21 h

Sinesio López

Perú: la guerra permanente16 Set 2021 | 5:42 h

Sinesio López

¿Quién gobierna?02 Set 2021 | 5:34 h

Sinesio López

Las tesis de julio y agosto II19 Ago 2021 | 5:22 h

Las tesis de julio y agosto II

“Hay que acabar con la relación asimétrica que convierte al Estado en subsidiario del capital relegando a la sociedad y a los ciudadanos”.

5. Los partidos históricos han colapsado y los “partidos” con dueño han contado poco o nada en las dos vueltas electorales. Los que han jugado un papel decisivo son los candidatos y los grupos de ciudadanos que buscaban una representación. Ningún “partido” hubiera pasado la valla con su sola fuerza.

6. El encuentro de estos dos elementos produce un representante exitoso. Pedro Castillo no cae del cielo ni brota espontáneamente del suelo. Es el representante de los ciudadanos que siempre fueron relegados y ninguneados y que se sienten identificados con él. Los nexos entre ellos fueron las redes de maestros y las redes sociales.

7. Vivimos nuevamente una crisis de gobernabilidad debido al conflicto entre el Ejecutivo y el Congreso en el que el cerronismo y la DBA tensan los polos. El ataque frontal del cerronismo ha regalado el centro a la derecha y se ha autoaislado. El Congreso no debe tener voto de investidura ni capacidad de censura para que haya gobernabilidad.

8. El gabinete actual tiene algunas virtudes y muchos defectos. Es una virtud que la mayoría de los ministros vengan de abajo y de las provincias. Lo es también la alta calificación de algunos ministros y altos funcionarios (MEF). Pero la mayoría de ellos no son calificados, no tienen experiencia de gestión ni se asesoran por expertos.

9. La democracia tiene que ser redefinida. El Perú no es una sociedad culturalmente homogénea sino un país multicultural complejo. Ya no podemos ser solo una democracia de regla de mayoría. Es necesario combinarla con una democracia unificada o de consenso (Lijphart). Las etnias de la selva demandan identidad, autonomía del territorio que ocupan y una representación propia.

10. La democracia de calidad ya no debe ser solo una democracia de procedimientos y de élites a lo Weber. Si se quiere que el pueblo la valore y la defienda tiene que ser social y de contenidos. La libertad que no da de comer no es libertad ni garantiza la democracia.

11. Si se quiere que la democracia sea social es necesario que el Estado juegue un papel activo y tenga altas capacidades para desempeñar bien las funciones que tiene. Necesitamos un Estado eficaz que llegue por igual a todos los ciudadanos y a todo el territorio.

12. Es necesario redefinir el pacto social (la Constitución) entre el Estado, la sociedad y los ciudadanos. Hay que acabar con la relación asimétrica que convierte al Estado en subsidiario del capital relegando a la sociedad y a los ciudadanos. La Constitución no debe ser el candado de las jaulas de hierro que el capital construye para que los ciudadanos y el Estado hagan lo que él quiere. La dación de una nueva Constitución es, sin embargo, una tarea de los ciudadanos soberanos como poder constituyente y no de los poderes constituidos del Ejecutivo y del Congreso (Sieyés).