Marisa Glave

Marisa Glave

Desde la raíz

Más columnas

Marisa Glave

Peinadito de Cleopatra15 Oct 2021 | 7:11 h

Marisa Glave

Gol con la zurda08 Oct 2021 | 8:26 h

Marisa Glave

Obsolescencia política programada01 Oct 2021 | 8:50 h

Marisa Glave

Gira del presidente y los tropiezos del premier24 Set 2021 | 5:59 h

El cinismo como regla

“Es decir, el Congreso pondrá la Comisión de Educación en manos de alguien que parece creer que el cambio climático es culpa de la ‘ideología de género’”.

Las primeras decisiones del Congreso muestran que la regla de la política peruana, al menos en tiempos de alta polarización, es el cinismo puro y duro. Acciones desvergonzadas pese a las cuales se pretenden erguir como defensores de la “democracia”. Lo único que hacen es dañar más la moral nacional.

Ante los cuestionamientos a algunos miembros del gabinete Bellido, varios justificados, el Congreso decidió responder anunciando que ellos podían hacerlo aún peor.

La llamada “práctica parlamentaria” para el reparto de comisiones en el Congreso se ha terminado de desnaturalizar y es una mera repartija partidaria, sin una valoración mínima de las cualidades políticas y personales de a quienes los grupos parlamentarios deciden colocar.

Para ellos vale la crítica para el presidente Castillo por sus acuerdos políticos al colocar ministros que no cumplen con el perfil adecuado, pero no para los acuerdos políticos que hacen en el Congreso. Esto viene funcionando así hace mucho. Pero esta vez al hacerlo lo que terminan haciendo es legitimando la decisión del Ejecutivo. Con qué autoridad moral pueden criticar las designaciones ministeriales si solo son la otra cara de la moneda.

Aún falta la instalación y votación. Veremos si algún grupo recula, pero parece que no les entran balas. Si el acuerdo de sus portavoces sigue sin modificación tendremos, por ejemplo, como presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor a Pepe Luna, de Podemos Perú, conocido nacionalmente por ser dueño de una de las universidades bamba que lucró con la educación de miles de jóvenes pese a no cumplir con requisitos básicos para dar títulos a nombre de la nación. Sunedu le quita la licencia y el Congreso le da esta presidencia.

También tendríamos a Alejandro Aguinaga presidiendo la Comisión de Fiscalización. Sobre él hay una investigación en curso y una acusación formal del Ministerio Público por el caso de las esterilizaciones forzadas. Y por si esto fuera poco, Feministas por la Democracia denunció ayer que quien será designado por Renovación Popular para presidir la Comisión de Educación tiene una denuncia por violencia familiar. Para él el terremoto de Chile era justificado porque aprobaron la ley del aborto. Es decir, el Congreso pondrá la Comisión de Educación en manos de alguien que parece creer que el cambio climático es culpa de la “ideología de género”.

En su primer pleno, para mostrar que la crisis en la que está el país no les importa en lo más mínimo, decidieron crear una comisión para investigar el proceso electoral.

Sí, seguirán buscando tres pies al gato, generando más zozobra en un tiempo ya incierto. Pero esta vez usando recursos públicos. El cinismo es su regla.