Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Marcando el rumbo27 Set 2021 | 5:48 h

Editorial Editorial

Solo cenizas26 Set 2021 | 8:41 h

Editorial Editorial

Papelón cultural25 Set 2021 | 5:35 h

Editorial Editorial

Beneficio presidencial24 Set 2021 | 5:57 h

Correcciones necesarias

Se ha desperdiciado la gran oportunidad de contar con un gabinete más amplio y representativo.

Haber garantizado una cobertura informativa sostenida en hechos y equilibrada durante los comicios que concluyeron con el triunfo apretado del profesor Pedro Castillo nos da autoridad moral para exigirle ahora y siempre el cumplimiento de sus promesas y el respeto a los valores democráticos.

Seguimos convencidos de que un Gobierno fujimorista hubiera sido perjudicial, bajo cualquier circunstancia. Sería una deshonra para el país volver a elegir una opción política que tuvo que ser desterrada del Perú el mismo día de la fuga de su cabecilla y ahora reo en cárcel, Alberto Fujimori. Además, la impronta de Keiko también es una lista de casos de corrupción, pitufeo, recepción de dinero bajo la mesa, y un largo etcétera.

Dicho esto, ratificamos la libertad de esta casa editorial para poner los puntos sobre las íes cada vez que consideremos que existen razones para hacerlo. Por ello, reiteramos que la designación de Guido Bellido como primer ministro no deja de ser un nombramiento errado y que perjudica grandemente las posibilidades de negociación y desequilibra el juego de poderes con el Parlamento.

El Congreso se ha cerrado en banda dejando fuera de la Mesa Directiva a la bancada del partido de gobierno, en la que puede ser la primera de otras jugadas destinadas al aislamiento y al arrinconamiento del Ejecutivo. Esta situación se agudizará conforme pasen los días y nos acerquemos a la presentación del gabinete y la solicitud del voto de confianza.

Existían mejores opciones para elegir personalidades del mundo político o técnico que hubieran garantizado mayor apertura y mejor panorama. Consideramos que el Gobierno tenía la oportunidad de convocar a representaciones de otros sectores, organizaciones políticas y sociales, que le dieran una más ancha base y mayor gobernabilidad. Se ha desperdiciado tiempo con una designación incompleta de ministros, que, lejos de tranquilizar, preocupa y alerta.

Mientras el dólar se dispara y persiste la zozobra, las rectificaciones se hacen necesarias. Hay quienes quieren explicar el autoaislamiento en el que ha caído el Gobierno a las 24 horas de ser instalado como un gesto de prevención ante la posibilidad de una vacancia temprana. Más parece puro desorden e improvisación que deben solucionarse lo más pronto posible.