Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

Fotocheck político de setiembre 21 Set 2021 | 9:26 h

Mirko Lauer

La nueva pilcha presidencial 20 Set 2021 | 5:55 h

Mirko Lauer

AUKUS, nuevo músculo en el Asia19 Set 2021 | 4:18 h

Mirko Lauer

En un mercado de Cusco18 Set 2021 | 5:43 h

Al filo del nuevo gabinete

“Las claves del nuevo gabinete estarán en el MEF y en el Minsa, los dos pilares que deben mantener fluido todo el resto del andamiaje estatal, y conservar la buena voluntad de la opinión pública”.

Quizás hoy aparezca la lista de los nuevos ministros, ofrecida para después de la proclamación, pero es muy posible que no. El problema es que en este caso no solo hay designación, sino también negociación. Las designaciones en el Ejecutivo tienen que ver también con los acuerdos en el Legislativo, y eso puede durar unos días más.

Incluso los nombres que más circulan no parecen seguros, y ya han sido reemplazados varias veces en la chismografía política. Hasta Pedro Francke, hasta aquí clave para la imagen del gobierno, ha entrado y salido del MEF, nunca se ha sabido bien por qué. Incluso los nombres más repetidos solo dan cuenta de una pequeña parte del gabinete.

Con un par de excepciones, los rumoreados (o lanzados por la prensa más ansiosa) son gente muy poco conocida en la política nacional. En este aspecto no hay sorpresas, y Pedro Castillo aparece con un criterio propio y con el deseo de trabajar con lo que será una prolongación de su propia figura, en un gobierno de recién llegados. Pero a la vez capaces de resistir los embates de un Congreso con mayoría adversa.

El desafío no es sencillo, en cuanto parte de las figuras que se busca por lo general son carentes de experiencia en el Estado central, lo cual significa tener que aprender a montar ya sobre el caballo. A algunos de sus convocados Castillo los va a empezar a conocer política y administrativamente recién en los primeros Consejos de Ministros.

Todo esto apunta a un callejón oscuro con errores de todo calibre, en una situación donde tales errores no van a ser perdonados, o por lo menos van a ser políticamente costosos. Podríamos entonces ver cambios rápidos en más de una cartera, lo cual, comprensiblemente, será cargado a la cuenta del nuevo presidente. No sorprende, pues, que se demoren los nombramientos.

Las claves del nuevo gabinete estarán en el MEF y en el MINSA, los dos pilares que deben mantener fluido todo el resto del andamiaje estatal, y conservar la buena voluntad de la opinión pública. Con ministros idóneos en esas dos carteras Castillo habrá resuelto el aspecto inmediato de su gestión. Lo demás puede tolerar algo de demora en perfilarse.