Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

No hay que jugar con la tormenta24 Jul 2021 | 7:02 h

Columnista invitado

Nueva modalidad de la civilización humana17 Jul 2021 | 8:23 h

Columnista invitado

Bajo el volcán: la energía escondida del sur15 Jul 2021 | 6:08 h

Columnista invitado

El reto de la seguridad en el Bicentenario12 Jul 2021 | 4:55 h

Nueva modalidad de la civilización humana

“China siempre ha seguido una política exterior de paz. Nunca ha provocado una guerra u ocupado un palmo de tierra de otro país...”.

Por Liang Yu (*)

El 1 de julio, el Partido Comunista de China (PCCh) celebró su centenario. Bajo su liderazgo, China ha dado saltos históricos para liberarse de invasiones extranjeras, fundarse la Nueva China, y convertirse en la segunda economía mundial. El PCCh ya es la organización política más grande del mundo con más de 95 millones de militantes. ¿Cuáles son las claves de su éxito?

I. Como partido gobernante en China, fue elegido por la historia y el pueblo chino.

Nacido en plena crisis del país, el PCCh siempre ha sido totalmente de esencia popular cuyo propósito es lograr la felicidad del pueblo y la gran revitalización de la nación. No tiene ningún interés propio, siempre se esfuerza por satisfacer los anhelos y necesidades del pueblo. Por eso, el PCCh ha obtenido la confianza y el apoyo del pueblo desde su fundación, y ha ostentado su gran carisma y vitalidad.

II. Ha encontrado un camino correcto, el socialismo con peculiaridades chinas.

Es el camino que concuerda más con las realidades del país y los intereses del más amplio pueblo. Conoce claramente que la esencia del socialismo es liberar y desarrollar las fuerzas productivas, y que el objetivo del comunismo es el desarrollo y prosperidad común en lugar del igualitarismo o pobreza común. Ha creado el nuevo modelo de la civilización humana.

En los últimos 40 años, el volumen económico de China se incrementó por 35 veces, su tasa de crecimiento anual es 10%. El poderío integral de China se ha fortalecido rápidamente y la calidad de vida del pueblo ha mejorado notoriamente. En ciencia y tecnología, China ya es líder de 5G, sus naves espaciales han llegado a la Luna y a Marte, y está construyendo la única estación espacial tripulada. En 2020, China fue la única economía principal con un crecimiento positivo. En el primer trimestre de 2021, su economía creció del 18%.

III. Ha dado prioridad al pueblo, equidad y justicia.

Tomando el pueblo como el centro de todo su trabajo, el PCCh ha construido el mayor sistema de seguridad social y educación obligatoria del mundo, ha eliminado la pobreza sacando a 850 millones de personas de la pobreza, ha formado un grupo de renta media de 400 millones de personas, y ha mantenido la estabilidad política y social. La expectativa de vida ha aumentado de 35 a 77 años. China ya finalizó la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Ante el COVID-19, ha insistido en anteponer el pueblo y la vida por encima de todo, ha coordinado las medidas restrictivas y el desarrollo económico y social, alcanzando la rápida recuperación del orden normal. Últimamente, una encuesta de la Universidad de Harvard mostró que un 93% del pueblo chino está satisfecho con su gobierno. Otra encuesta de York University de Canadá demuestra que el 98% del pueblo chino confía en su gobierno.

IV. Contribuye al progreso y la paz mundial.

China siempre ha seguido una política exterior de paz. Nunca ha provocado una guerra u ocupado un palmo de tierra de otro país. En más de 10 años consecutivos, China ha contribuido en más del 30% al crecimiento económico mundial y en un 70% a la reducción de la pobreza global. En 7 años, la iniciativa china la Franja y la Ruta ha promovido inversión de 110 mil millones de dólares.

Frente a la pandemia, China ha proporcionado ayuda material a más de 150 países y 13 organizaciones internacionales. Ha suministrado 350 millones de dosis de vacunas, 280 mil millones de mascarillas, 3,5 mil millones de prendas de protección y 4 mil millones de kits de diagnóstico al mundo.

El PCCh no exporta ideología o modelo de desarrollo. Opta por que cada país pueda seguir un camino de desarrollo acorde con sus condiciones propias. La gran revitalización de la nación china es irreversible. El PCCh y China tendrán un futuro aun más promisorio, y harán contribuciones para que el mundo sea mejor.

(*) Embajador de China en Perú.