Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Mandato popular24 Jul 2021 | 7:20 h

Editorial Editorial

Merecido homenaje23 Jul 2021 | 7:53 h

Editorial Editorial

Balance de gestión22 Jul 2021 | 8:27 h

Editorial Editorial

Gabinete de ancha base21 Jul 2021 | 5:34 h

Por buen camino

Nuevo Gobierno deberá garantizar vacunas y cronograma de inoculación.

Hay muchos aspectos que tendrán que definir las autoridades que se harán cargo del Minsa y que tienen como objetivo mantener, continuar y mejorar la campaña de vacunación. Según la administración de Sagasti, se tiene previsto recibir un total de 78,7 millones de dosis de vacunas hasta fin de año, con una parte de los contratos ya finiquitados y otros que tendrán que negociarse con las nuevas autoridades. La imposibilidad de realizar la transferencia dificulta una evaluación más técnica que garantice la continuidad de la campaña de vacunación.

Necesitamos dosis suficientes para hacerle frente a la tercera ola de la pandemia. Las nuevas cepas ya están en el país y urgen medidas que permitan cercos epidemiológicos eficientes y una permanente campaña en colaboración con las regiones para impedir que el virus recobre fuerza letal. Cualquier retraso o postergación puede ser la diferencia entre la vida y la muerte para millones de peruanos.

En líneas generales, la lucha contra la pandemia muestra algunos indicadores positivos, uno de ellos es la vacunación. Se han superado los 10 millones de dosis aplicadas y se tiene un cronograma para continuar vacunando a personas desde los 12 años hasta fines de diciembre; aunque la dotación de vacunas y las remesas que arriban a tiempo son las que permiten acelerar los cronogramas y avanzar más rápidamente en cubrir a la población según su rango etario.

Hay algunos aspectos que deben ser resueltos. Unas 200.000 personas no regresaron por la segunda dosis. Solo en Lima se registran 70.000 de estos casos. Es una brecha que hay que cerrar, y qué mejor oportunidad que los vacunatón, cuya segunda versión se llevará nuevamente a cabo este fin de semana. Esta vez se ampliará la edad de los que pueden recibir la vacuna a los comprendidos entre los 45 y 46 años. Hay que recordar que no hay vacuna mala, excepto la que no se coloca.

Con la nueva gestión en salud no solo se deberán abrir nuevas negociaciones para garantizar un stock que, además de las dosis establecidas, incluya terceras dosis o refuerzos. También será importante programar la llegada de las vacunas en fechas puntuales y la distribución a las provincias, que aún esperan por una atención más descentralizada. El coronavirus ha llegado para quedarse y, sin duda, será un tema central de salud pública en los próximos años.