Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Mandato popular24 Jul 2021 | 7:20 h

Editorial Editorial

Merecido homenaje23 Jul 2021 | 7:53 h

Editorial Editorial

Balance de gestión22 Jul 2021 | 8:27 h

Editorial Editorial

Gabinete de ancha base21 Jul 2021 | 5:34 h

Mensaje tranquilizador

Urge que el equipo económico de Perú Libre le hable al ciudadano de a pie para generar y mantener confianza.

La microeconomía, es decir, la economía del día a día, se alimenta de rumores y a pesar del buen manejo de variables que pueden incidir, hay que generar y mantener la confianza de los agentes individuales para evitar presiones adicionales a las ya existentes.

Este es un tema pendiente en la agenda que está manejando Perú Libre. Hay tranquilidad para los mercados con anuncios efectuados por los responsables del equipo económico y reuniones claves con organismos internacionales, bancos e inversionistas. Falta, sin embargo, el mensaje para el ciudadano de a pie, para el microempresario, para los dueños de un pequeño emprendimiento, para las amas de casa que soportan la crisis desde el espacio de la economía familiar.

Es necesario que se hable a ese peruano que teme cualquier alteración que ponga en riesgo su inversión, allí donde ha puesto sus sueños, sus gratificaciones o la CTS. Ese pequeño negocio requiere la tranquilidad del anuncio, la estabilidad de los compromisos y un piso firme, alejado de los vaivenes de la política.

Se ha demostrado que la mano del mercado no genera por sí sola el desarrollo. Por ello, uno de los anuncios que se esperan está referido a la inversión pública con alta rentabilidad social. Tiene que ver con mayor y mejor infraestructura de transporte, comunicaciones, energía, educación y capacitación, innovación tecnológica. Todos son factores que sumados pondrán en marcha la maquinaria del desarrollo.

Se ha planteado un mecanismo de empleo masivo para impulsar el crecimiento en esta reactivación pospandemia. Esta generación de actividades que concentren gran cantidad de mano de obra, como construcción de caminos, trochas y muros de contención, es una salida rápida a una gran ola de desempleo y pobreza consiguiente. No obstante, se deben crear puestos de empleo digno, es decir, que cuenten con sus beneficios completos, para que no se precarice aún más el puesto de trabajo.

También se esperan anuncios en materia de reactivación. Los préstamos con mayores facilidades para microempresarios y el sector agrario, además de soluciones a los retrasos y falta de pago de pagos en el sistema bancario, deberían corresponder a sendos mensajes tranquilizadores que superen la campaña del miedo y vayan construyendo un futuro de mayor confianza.