Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Mandato popular24 Jul 2021 | 7:20 h

Editorial Editorial

Merecido homenaje23 Jul 2021 | 7:53 h

Editorial Editorial

Balance de gestión22 Jul 2021 | 8:27 h

Editorial Editorial

Gabinete de ancha base21 Jul 2021 | 5:34 h

La ética como brújula

Tribunal de Ética del CPP señala parcialización de América TV y Canal N.

“El Tribunal encuentra parcialización informativa en asuntos de interés público, como es la segunda vuelta de la campaña electoral presidencial”, señala taxativamente la resolución N° 003 del Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa Peruana, en relación con la cobertura desplegada por América TV y Canal N para favorecer la candidatura de la señora Fujimori en desmedro de la candidatura de Pedro Castillo.

Esta resolución exhorta a ambos medios de TV a promover el respeto a los principios rectores, la independencia, la autonomía y la ética periodística. El Tribunal ha respondido así a una demanda planteada por el Grupo La República, la cual se sustentó con hasta tres reclamos de periodistas integrantes de ambas casas televisoras ante decisiones editoriales que atentaban directamente contra la imparcialidad, uno de los principios rectores vulnerados durante el proceso electoral.

El Tribunal de Ética es un espacio de articulación, reflexión y decisión que gestiona la relación de los medios con el ciudadano de a pie. Sus resoluciones son vinculantes para sus integrantes y permiten correcciones que consolidan aún más los valores de los que está hecho el buen periodismo.

Todos los medios cuentan con principios rectores, que son los que destaca el Tribunal y que no han sido respetados por América TV ni Canal N en esta jornada electoral de segunda vuelta. Son un corpus de normas internas que permiten guía, dirección y sirven para proteger los valores del buen ejercicio profesional: verdad, objetividad, equilibrio y cruce de fuentes. Y fundamentalmente, en tiempos electorales, imparcialidad.

En tiempos de desconcierto como los actuales, la ética funciona como una brújula para los medios y sus periodistas. Es como aferrarse a una tabla en medio de un mar picado. Es la esencia del servicio público y la garantía del bien común, la razón de ser y existir del periodismo independiente. Esta ley interna le da base a la existencia de la autorregulación, un mecanismo democrático que aleja la tentación de gobiernos de dictar normas que interfieran con el ejercicio de la libertad de prensa.

El retorno del fujimorismo nos devolvió al escenario de algunos medios independientes y al frente, la concentración mediática abiertamente parcializada de los 90. En los últimos años de gobiernos civiles y elegidos en las urnas en Perú, los medios han hecho esfuerzos por mantener una relación equidistante con el poder y proteger el derecho ciudadano a informarse pluralmente. La actual elección del 2021 ha agudizado la polarización, quebrado gravemente la independencia y afectado severamente la credibilidad. Esperamos la pronta rectificación en beneficio de la democracia y las libertades.