Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

7 días de el país que no se parece a este04 Ago 2021 | 5:57 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Castillo ya fue vacado por Cerrón 03 Ago 2021 | 8:54 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Cerrón, el Vladimiro de Castillo02 Ago 2021 | 5:23 h

Augusto Álvarez Rodrich.

La oposición que necesita hoy el Perú 01 Ago 2021 | 9:30 h

Blues de los pasadizos del Hospital Militar

La respuesta a los que tocan puerta del cuartel para golpe.

Fue una muy buena respuesta, por clara, directa, oportuna, enérgica y constitucional, la que dio el presidente Francisco Sagasti al grupo de animadores de un golpe de estado, a quienes no les gusta el resultado electoral.

Es lo que un amplio grupo de oficiales en retiro planteó al jefe del comando conjunto de las fuerzas armadas y a sus tres comandantes generales, en una carta insólita que algunos firmaron desde el más allá, pues ya han fallecido, y donde hay otros con experiencia en estos asuntos, pues suscribieron el acta de sujeción a Vladimiro Montesinos.

Con citas a la constitución que se ve que los firmantes no entienden bien, y que revelaría deficiencias preocupantes y vacíos profundos en la formación de cadetes y en las escuelas superiores como el CAEM, la carta planteó:

Primero, la elección es fraudulenta; segundo, el JNE y la ONPE no son honestos; tercero, el próximo presidente –Pedro Castillo, aunque no lo mencionan– será ilegítimo; cuarto, las fuerzas armadas no lo deben reconocer como su jefe supremo; quinto, el gobierno de Sagasti no es neutral en esta elección.

Como todo ciudadano, un oficial en retiro tiene derecho a la libertad de expresión que no tienen, por razones evidentes, los que están en actividad, quienes acatan las órdenes sin dudas ni murmuraciones siempre que no impliquen quebrar la constitución.

Pero es una majadería que estos oficiales en retiro usen la libertad de expresión para plantearle a las cabezas de los mandos en actividad que violen la constitución, pues eso es lo que recomienda su carta lamentable.

Es algo que debiera considerar el general César Astudillo, jefe del comando conjunto, quien con una trayectoria importante en la guerra del Cenepa y contra el terrorismo no querrá terminar su carrera en setiembre de golpista.

Acompañado de la premier Violeta Bermúdez y la ministra Nuria Esparch, el presidente Sagasti hizo ayer lo que corresponde: rechazar esta carta vergonzosa para el país y la fuerza armada, y enviarla al ministerio público para que determine delitos y responsabilidades.

Es lo que se debe hacer con gente con espíritu autoritario y, quizá, mucho tiempo libre que pierden cantando blues de añoranza mientras conversan en los pasadizos del hospital militar.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.