Sofía Chacaltana

Sofía Chacaltana

Rimaq warmi
Doctora en Antropología con especialidad en Arqueología por la Universidad de Illinois, Chicago. Profesora investigadora del Dpto.de Humanidades de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. Se enfoca en estudiar los procesos de colonización llevados a cabo tanto por las sociedades prehispánicas como por la hispana en épocas tempranas.

Más columnas

Sofía Chacaltana

Las narraciones de los Otros sobre la conquista13 Oct 2021 | 19:34 h

Sofía Chacaltana

Las múltiples miradas a la Estela de Chavín28 Set 2021 | 1:09 h

Sofía Chacaltana

Caras de huaca y color rojo indio17 Set 2021 | 0:28 h

Sofía Chacaltana

Las “verdades” históricas de la propaganda24 Ago 2021 | 5:36 h

Bicentenario: los otros limeños y limeñas

“Las ‘campañas de comunicación’ que apelan al miedo y al terror de ambos lados no están dirigidas a ellos ni ellas, los grandes medios de comunicación no les hablan...”.

Una semana después de la segunda vuelta electoral 2021, la comunidad de San Antonio de Quirimán, en la provincia de Yauyos (Lima), se ha organizado para bailar la danza de las pastoras de Allauca, al pie de la laguna Piquecocha, en Huancaya (otro distrito yauyino). Ellos están grabando un video para postular al concurso “Arte al Bicentenario”; y como manda la costumbre, los padrinos han llevado bebidas y se han hecho cargo de la comida para los danzantes, los músicos, los camarógrafos y los visitantes.

Mientras tanto, en Lima metropolitana y el Callao, los votantes de Pedro Castillo y Keiko Fujimori salen en marchas cada vez más violentas, extremando los insultos, amenazando a las autoridades electorales, cada uno convencido de que el otro candidato va a destruir el país, llevándonos a la debacle económica y moral. Y las familias y amigos se están separando a causa de estas posiciones.

¿No están preocupados los yauyinos por el momento político? ¿Acaso tienen menos acceso a los medios de comunicación y, por eso, están menos interesados en la situación política actual? Por el contrario, la comunidad de San Antonio de Quirimán está participando en el concurso gracias al acceso a internet (limitado). Además del equipo de camarógrafos que usa cámaras profesionales y un drone; los y las jóvenes graban la danza con sus celulares y tablets, y se comparten las fotografías por WhatsApp para publicarlas en sus páginas de Facebook y otras redes sociales.

Los comuneros y las comuneras tampoco están desinteresados del ambiente político; entre risas y bailes, hacen hurra por los candidatos, discuten intensamente sobre la política nacional y se bromean entre ellos.

Entonces, ¿no sienten ese miedo a la catástrofe apocalíptica que podría asolar a todo el Perú?

Las respuestas son muchas. Históricamente, la institucionalidad política no ha atendido los problemas básicos de sus familias, por lo que las comunidades han tomado acuerdos; como, por ejemplo, cerrar sus puertas al turismo para protegerse de la pandemia. En este caso, si uno u otro candidato les reconoce algo, ya será una ganancia para ellos de la que no dependen y tampoco esperan.

Por otro lado, las “campañas de comunicación” que apelan al miedo y al terror de ambos lados no están dirigidas a ellos ni ellas, los grandes medios de comunicación no les hablan y, por lo tanto, no están bombardeándolos con mensajes apocalípticos.

Quizá seamos los provincianos de Lima metropolitana quienes debamos aprender a discutir alturadamente de política como los de Yauyos, Oyón, Huaura, Huarochirí, Huaral, Cañete, Canta, Cajatambo, Barranca y de otras provincias de todo nuestro país; entre bromas, danzas, alegría, en familia y en comunidad.