Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Respetos guardan respetos21 Jun 2021 | 5:05 h

Editorial Editorial

Basta ya20 Jun 2021 | 6:02 h

Editorial Editorial

Una señal de concordia19 Jun 2021 | 5:35 h

Editorial Editorial

Guarden los machetes18 Jun 2021 | 6:06 h

Voto a voto

Los organismos electorales nos deben dar todas las garantías de un conteo impecable.

Final de fotografía. Los resultados en el conteo rápido de una encuestadora privada mostraron que los dos candidatos se ubican a décimas de distancia. Esta mínima diferencia nos coloca en una posición en la que hoy, más que nunca, los organismos electorales requieren actuar con total transparencia y neutralidad.

El empate anunciado tendrá que contrastarse con un conteo impecable, con todas las garantías para el electorado, que aún no puede celebrar victorias o aceptar derrotas, porque las cifras actuales lo impiden.

El presidente o la presidenta de la República ya ha sido elegido. Necesitamos que, una vez que se revisen las actas y se absuelvan todas las apelaciones que presenten los personeros de los partidos políticos contendores, tengamos la certeza de su legitimidad con los resultados finales oficiales de la ONPE.

El candidato Pedro Castillo ha pedido calma a sus simpatizantes y ha asegurado que habrá vigilancia, pero también tranquilidad hasta que se conozca el íntegro del conteo. Es importante esta intervención del líder de Perú Libre, porque su alta votación en la mayoría de regiones del país podría incrementar el peligro de una movilización popular reclamando el triunfo y denunciando un posible fraude.

Por ello, Castillo demandó la inmediata presencia del fiscal de prevención del delito en el acto del conteo y la asistencia de los personeros de ambas organizaciones políticas para lograr la mayor garantía de transparencia de la ONPE.

En ese mismo sentido se ha pronunciado la señora Fujimori, quien ha llamado a quienes votaron por ella, y a los que no lo hicieron, a esperar el conteo final. Su intervención también calma las aguas en un momento de gran inestabilidad política y con un país dividido casi perfectamente en dos mitades, totalmente antagónicas y polarizadas por la campaña electoral que felizmente ayer ha llegado a su fin.

Es urgente que los organismos electorales otorguen a ambos candidatos la plena seguridad de que se respetará escrupulosamente la voluntad popular. Solo un resultado avalado por la legalidad y que sea fiel reflejo de lo ocurrido este domingo en cada sede electoral garantizará la tranquilidad y la paz que requerimos como país para reconstruir el diálogo y consolidar al nuevo gobierno que ya se anuncia.