Sonaly Tuesta

Sonaly Tuesta

La costumbre
Comunicadora Social. Creadora del programa de televisión Costumbres. Personalidad Meritoria de la Cultura desde el 2015. En Twitter: @sonalytuesta.

Más columnas

Sonaly Tuesta

Pachamama31 Jul 2021 | 5:44 h

Sonaly Tuesta

Ya endulzó la Coca17 Jul 2021 | 6:45 h

Sonaly Tuesta

La cuadrilla de Pallas10 Jul 2021 | 5:29 h

Sonaly Tuesta

Sin ataduras que nos dividan03 Jul 2021 | 5:16 h

Basta la inspiración que nos impulsa

“Qué importante es desenmarañar entre hilos enredados o maleza caprichosa y encontrar lo sublime”.

Qué empoderadas nos descubrimos cuando recordamos a Matiaza. Cuando reescribimos su historia con lealtad y enorme con cariño. Con esperanza. Cuando anulamos ídolos y complejos y la reivindicamos como nuestra máxima heroína, la que salió al frente ante el enemigo, la que organizó a mujeres como ella, la que dotó de fortaleza a los suyos, la que no permitió que vulneren a su pueblo.

Matiaza Rimachi no solo es el símbolo de la gesta de Higos Urco. Ha sido, es y será siempre una inspiración, un mensaje cotidiano que se actualiza a cada rato: dejar a un lado el privilegio y tomar acción en aras del bien común y del bienestar de todas y todos.

Así la he reconocido desde niña. Desde que mi padre me hablaba de ella y yo la imaginaba resuelta y valiente. La dibujaba polleruda y empañolada, sonriente. Escuchaba sus gritos y arengas desde el cubículo que había armado en la cocina para hacer mis tareas. Tanto impactó en mi vida que hasta le compuse un poema y decidí, años después, motivada por ese espíritu poderoso de unidad, convertir mi ruta en un camino hacia la sabiduría de las mujeres del Perú.

Qué importante es desenmarañar entre hilos enredados o maleza caprichosa y encontrar lo sublime. Matiaza pertenece a la casta del desprendimiento, del amor por el prójimo, de la convicción de lucha. De arrancar ese miedo de las entrañas y salir adelante, aunque la adversidad diga lo contrario.

Este domingo 6 de junio, en plena segunda vuelta, recordaremos a los vencedores de Chachapoyas, su tenacidad, su fortaleza, su legado. Cantaremos orgullosos nuestro himno porque triunfamos en Higos Urco hace exactamente 200 años.

“La ciudad apacible a su turno,

su tributo de gloria rindió.

Chachapoyas ciudad fidelísima,

tuvo arranque de aquíleo valor.

Por oriente asomaron airosos,

los soldados del dominador.

Y un puñado de gente espartana,

victoriosa su lar defendió…