Columnista invitada

Columnista invitada

La República

Más columnas

Columnista invitada

Usted no representa a las mujeres peruanas04 Jun 2021 | 22:07 h

Columnista invitada

Mi mamá no es informal02 Jun 2021 | 12:58 h

Columnista invitada

Reputación vs. imagen02 Jun 2021 | 12:08 h

Mi mamá no es informal

Cómo se incrementó la pobreza en el 2020, y cómo 92% de los pobres están en empleo informal.

Carmen Roca (*).

Discuten dos escolares vecinos por Zoom. La mamá de Juan trabaja en contabilidad en una empresa grande, muy conocida, formal. Tuvo que comprarse una computadora por su cuenta para trabajar desde casa y no perder su empleo con la pandemia. Por otro lado, la mamá de Luis trabaja en una paradita en el vecindario, vende verdura fresca. Estaba prohibido trabajar durante la cuarentena. Su organización pudo negociar con la municipalidad para seguir trabajando. Les pidieron a todos puestos totalmente nuevos, con el logo del municipio, plásticos en el frente. La inversión era de 600 soles. Con tantos días sin trabajar, se prestó. Su jornada empieza a las 4am para comprar mercadería en el mercado mayorista, que venderá desde antes de 7am en su puesto. Juan y Luis tenían tarea escolar sobre las últimas noticias de cómo se incrementó la pobreza en el 2020, y cómo 92% de los pobres están en empleo informal.

Donde los abuelos de ambos, en el campo, hay menos dinero. Casi todos trabajan de manera independiente, sin leyes laborales que los regulen ni tienen protección en salud/pensión. Por eso no llama su atención que la mayoría de la población en pobreza esté en empleo informal. Pero ellos quieren hablar de la parte del país que es ciudad, saben que 79% de los peruanos viven en zonas urbanas y han visto que la pobreza allí subió más de 11 puntos. Juan insiste en que su mamá es formal porque trabaja en una empresa muy conocida. Luis niega que la suya sea informal porque trabaja muy duro, y también tuvo que invertir para poder trabajar durante la cuarentena, “además hace muchos pagos en su trabajo: limpieza, seguridad, uso de la vía pública”. Lo que Juan no sabe es que su mamá cobra pasando “recibos por honorarios”, pero lo intuye porque con la pandemia no acudieron a hospitales de Essalud. Luis ve normal que en su casa no haya seguro de salud, ni pensiones, ni apoyos del gobierno – así viven todas las personas que conoce, que trabajan duro y por su cuenta. Y constata que son la mayoría del empleo en Perú, los independientes en empleo informal urbano. Él ha tenido que reconocer que cuando no podía comunicarse para las tareas del Aprendo en Casa, era porque no había saldo en el celular de su mamá. Ella ahorró por 20 años junto con miembros de su paradita para construir un centro comercial. No tenían crédito, el ahorro constante les permitió comprar casas contiguas para el proyecto. Ella no quería dejar un pedazo de vereda a sus hijos, sino tener un local que también pudiera alquilar y tener ingreso en su vejez. La tía que vive con ellos tuvo COVID y fue tan costoso el oxígeno, que tuvo que vender su parte del proyecto. Se descapitalizó trabajando para los gastos del día. Le falta crédito para reconstruir su capital, piden garantía de casa propia en las Cajas.

La tía de Luis trabajaba en casa, desde muy joven, trabajó en muchas casas de clase media de Lima y Trujillo. En la última casa tenía 6 años trabajando, pero con la pandemia le dijeron que no regrese, no le reconocieron sueldo en los meses que no fue, ni beneficios al formalizar su despido. Como ella, 122 mil trabajadoras del hogar perdieron su trabajo el 2020. Si fueran trabajadoras de una empresa, por tan alto número habría un rescate. Preocupa a Luis que su tía no encuentra trabajo porque ya está mayor. Ella tiene muchas habilidades, necesita alternativas de empleo o apoyo para emprender. Tanto la mamá de Juan como la de Luis conforman el empleo informal urbano o “no-agrícola”. La mamá de Juan es asalariada y la de Luis es independiente, y la tía es trabajadora del hogar, todas son parte del empleo informal. Los escolares siguen discutiendo y se dan cuenta que los candidatos a gobierno no plantean alternativas para los que trabajan como las personas que les rodean. El que tenga oídos que oiga.

(*) Coordinadora Perú - Wiego (Women in Informal Employment: Globalizing and Organizing).