Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Respetos guardan respetos21 Jun 2021 | 5:05 h

Editorial Editorial

Basta ya20 Jun 2021 | 6:02 h

Editorial Editorial

Una señal de concordia19 Jun 2021 | 5:35 h

Editorial Editorial

Guarden los machetes18 Jun 2021 | 6:06 h

El último debate

Arequipa acoge hoy a los candidatos para la última medición de fuerzas que se definirá el 6 de junio.

Vamos llegando al fin del camino, se avecina la definición este domingo 6 de junio, pero aún quedan algunos hitos determinantes como el debate presidencial en Arequipa, hoy a partir de las 6 y 30 de la tarde.

Tanto Pedro Castillo como Keiko Fujimori tendrán oportunidad de proponer nuevos planes de gobierno buscando convencer a los indecisos, que serán quienes definan los resultados finales. El candidato del lápiz deberá dar señales más claras de sus propuestas en materia económica y la señora Fujimori está obligada a dar mayores luces sobre su estrategia anticorrupción.

Aunque la agenda del último debate presidencial en estas elecciones reúne otros temas, será interesante escuchar la visión de país hacia el futuro de ambos candidatos en la parte correspondiente a Perú al bicentenario.

Ya no se trata de políticas puntuales, sino de las miradas más integrales y estratégicas que nos definirán el rumbo como país para los próximos 5 años. Es un horizonte que abarca la pandemia, la reactivación económica, pero también la reforma política, la inclusión social de los más pobres, y las garantías de derechos civiles y libertades ciudadanas.

Educación, ciencia e innovación son otros de los grandes campos de acción política en los que incidirán los candidatos. Es parte de la agenda pendiente porque la pandemia ha provocado el abandono de las aulas, y ha virtualizado el dictado de clases. Urgen acciones para garantizar que no se profundice la brecha entre estudiantes con acceso a Internet y a la tecnología requerida para lograrlo, y quienes carecen de ello.

Este debate no es complementario del debate técnico realizado el domingo anterior. Se trata de una medición de fuerzas definitiva que gravitará directamente sobre los resultados del domingo próximo. Las próximas horas veremos crecer la tensión, la euforia, el optimismo de los simpatizantes de ambos candidatos.

Esperemos que la expresión de estas emociones se realice dentro de los cánones democráticos y hagamos votos porque Arequipa sea el escenario de un debate de alto contenido político. Menos ataques y más propuestas.