Sonaly Tuesta

Sonaly Tuesta

La costumbre
Comunicadora Social. Creadora del programa de televisión Costumbres. Personalidad Meritoria de la Cultura desde el 2015. En Twitter: @sonalytuesta.

Más columnas

Sonaly Tuesta

Pachamama31 Jul 2021 | 5:44 h

Sonaly Tuesta

Ya endulzó la Coca17 Jul 2021 | 6:45 h

Sonaly Tuesta

La cuadrilla de Pallas10 Jul 2021 | 5:29 h

Sonaly Tuesta

Sin ataduras que nos dividan03 Jul 2021 | 5:16 h

Desde el azul del lago

“Es paradójico mirarnos de frente y sentir que la distancia no es solo una cuestión geográfica, es mucho más...”.

Desde el azul del lago Titicaca la libertad tiene olor y hasta sabor. En medio de un paisaje hermoso y de riqueza invaluable, la esperanza apuntala su fuerza y se instala en el corazón con un brillo espectacular.

La vida también se compone de colores intensos y de gente activa que piensa y actúa, que siente y se expresa de acuerdo a sus creencias: con su apego al cerro, a la pachamama, al sol, a la mamacota, a la muña y a las hojas sagradas de la coca.

¿Por qué si somos herederos de una tradición maravillosa, de sabidurías poderosas, de una naturaleza que nos abriga con generosidad, de una vida campesina en comunidad y solidaridad; el desarrollo se traduce en postergación y olvido?

Es paradójico mirarnos de frente y sentir que la distancia no es solo una cuestión geográfica, es mucho más. Somos un país fragmentado y no es de ahora. El que para algunos hoy se haga evidente, no significa que de pronto haya una total desconexión entre Lima, sus propias lejanías y el resto del Perú.

El resistir agota. La oportunidad está enmarañada y, como la maleza, hay que quitarla varias veces. Y si no vez la luz, seguir arañando para que ese bendito tiempo sea el nuestro, el de todas y todos.

Urge trabajar de manera particular reconociendo la diversidad y la realidad de cada pueblo. Enfatizar sus potencialidades y poner en marcha políticas públicas que realmente transformen y alivien el camino, reconociendo la labor milenaria de los guardianes del bosque y de las montañas, de las maestras de la cultura, de los sabios indígenas, de las lideresas empoderadas que asumen el reto de construir el bien común, a pesar de las “n” batallas que libran a cada instante.

Existen experiencias exitosas de las que debemos aprender para replicarlas. Apostar por modelos articulados que incluyan y potencien lo que, por herencia o conocimiento natural, existe y que alcanzará el éxito, si desde el poder se prioriza el servicio y no el interés personal.