Marisa Glave

Marisa Glave

Desde la raíz

Más columnas

Marisa Glave

Peinadito de Cleopatra15 Oct 2021 | 7:11 h

Marisa Glave

Gol con la zurda08 Oct 2021 | 8:26 h

Marisa Glave

Obsolescencia política programada01 Oct 2021 | 8:50 h

Marisa Glave

Gira del presidente y los tropiezos del premier24 Set 2021 | 5:59 h

Palestina resiste

“Al llevar a cabo estos ataques indisimulados y letales contra viviendas familiares sin previo aviso, Israel ha demostrado su desprecio absoluto por la vida...”.

La nueva ofensiva de Israel contra Palestina tiene ya un saldo en el lado palestino de 1.500 heridos de gravedad y 219 muertos. Del total de muertos, al menos 63 son niños y 16 son ancianos. En el lado israelí el enfrentamiento ha supuesto la muerte de 12 personas.

El ejercito israelí señala que la razón de su bombardeo en la Franja de Gaza es atacar objetivos militares de Hamás, que están en medio de la ciudad y que han supuesto la destrucción de viviendas de cientos de familias que no son parte de ningún grupo armado, así como instalaciones de uso público como escuelas y hospitales. La gran cantidad de víctimas civiles son vistas por Israel como “daños colaterales”, una muestra más de la falta de humanidad detrás de los ataques.

En una de las peores noches de este nuevo enfrentamiento, según reporta El Mundo, Israel utilizó 500 toneladas de bombas descargadas por 160 aviones. En este ataque se destruyó un edificio usado por prensa extranjera. Y el número de personas sin vivienda por estos bombardeos, según la oficina ONU para Asuntos Humanitarios, supera las 2.500. Amnistía Internacional reporta la destrucción de 152 bienes residenciales en Gaza, incluyendo más de 90 edificios multifamiliares. Los ataques sobre población civil no fueron advertidos, negándose la exigencia del derecho internacional humanitario de dar opción a la salida.

El director de Amnistía Internacional para Oriente Medio ha señalado que “cuesta entender que bombardear sin previo aviso edificios residenciales llenos de familias civiles pueda considerarse un ataque proporcionado con arreglo al derecho internacional humanitario. Es imposible no prever el gran número de víctimas civiles cuando se usan grandes armas explosivas (…) Al llevar a cabo estos ataques indisimulados y letales contra viviendas familiares sin previo aviso, Israel ha demostrado su desprecio absoluto por la vida de la población civil palestina, que ya sufre un castigo colectivo por el bloqueo ilegal mantenido por Israel sobre Gaza desde 2007”.

Para Higazi, esta acción del Estado Israelí debe considerarse un crimen de guerra y debe ser sancionado por la Corte Penal Internacional. También debe ser objeto de sanción el accionar de Hamás, que se vuelve tristemente la justificación de Israel para emprender un ataque como este.

En medio de este conflicto, la solidaridad internacional con el Estado palestino es fundamental. Los ataques de Israel son desproporcionados y están trayendo un número de víctimas civiles que no puede justificarse bajo ningún argumento. El Perú debe sumarse a la exigencia hecha por varios países para que Israel suspenda cualquier ataque sobre población civil y se logre un alto al fuego.