Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Respetos guardan respetos21 Jun 2021 | 5:05 h

Editorial Editorial

Basta ya20 Jun 2021 | 6:02 h

Editorial Editorial

Una señal de concordia19 Jun 2021 | 5:35 h

Editorial Editorial

Guarden los machetes18 Jun 2021 | 6:06 h

Mariela Barreto y el túnel

La verdad que esconde el operativo de rescate y que podría haber causado la muerte de una inocente.

Una hipótesis que circula sobre el crimen de la agente del SIE Mariela Barreto es que murió por delatar el Plan Bermuda, operativo destinado a acabar con la vida de César Hildebrandt. Una investigación de nuestro diario ubica el crimen de Mariela Barreto, ocurrido hace 24 años, asociado a la revelación de la construcción del túnel en la embajada de Japón para rescatar a los 77 rehenes, retenidos en el interior por Néstor Cerpa Cartolini y su grupo del MRTA.

Presumiblemente fue un acto de venganza por una filtración de información que no se produjo nunca. Un error de los servicios de inteligencia que actuaron en venganza y asesinaron a una inocente. La vileza de su tortura y posterior decapitación tuvo la intención de sancionar la filtración, atemorizar a los agentes del SIE e impedir el desbande. Su muerte sigue envuelta en el misterio y sin sanciones.

La información sobre la construcción del túnel no fue producto de una filtración de los servicios de inteligencia, y Mariela Barreto no tuvo nada que ver con la investigación de La República, que fue un seguimiento paciente, vigilancia nocturna y verificación de lo observado, entre el 15 y el 31 de enero de 1997. Desde esa fecha, la exhaustiva información sobre el traslado de piedras y tierra de la excavación en camiones militares, de la embajada al SIN, quedó embargada, para no dañar la marcha de las negociaciones y la vida de los rehenes.

Un mes y una semana después, el 6 de marzo de 1997, esa decisión de guardar el reportaje cambió. El periodista Miguel Real, corresponsal de la cadena británica WTN, entrevistó a Cerpa, quien señaló que se escuchaban ruidos intensos bajo el piso de la embajada, que se preparaba un operativo militar y que, producto de ello, se cancelaban las negociaciones con el Gobierno. Expreso, El Comercio y La República coincidimos en publicar el mismo día 7 la información sobre la existencia del túnel revelada por Cerpa, en primera plana y con despliegue en las páginas 2 y 3 del diario.

La muerte de Mariela Barreto y los ataques contra nuestro diario utilizando la portada del túnel provienen de quienes quieren ocultar la verdad de esos años oscuros para la patria, y distraer la memoria colectiva. Nada más lejos de los ideales y los sueños republicanos que defendíamos ante la dictadura y que ahora nos esforzamos en mantener y consolidar.