Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

La fase del suspenso17 May 2021 | 4:45 h

Mirko Lauer

Adiós lamentable Congreso 16 May 2021 | 4:20 h

Mirko Lauer

Fotocheck político de mayo 15 May 2021 | 6:16 h

Mirko Lauer

Carta de José Ignacio López Soria14 May 2021 | 4:54 h

Los arrejuntados

Esta situación está ayudando a perfilar al centro político del próximo Congreso como un bloque que no tendrá problemas para diferenciarse de Perú Libre y Fuerza Popular.

Una media docena de figuras políticas de la primera vuelta han salido a los medios para dar su apoyo a Keiko Fujimori. ¿Significa algo? Todos están en la derecha, y es probable que quienes votaron por ellos en abril no necesitarán ser muy alentados para votar Fujimori en junio. Pero un refuerzo siempre ayuda en una campaña polarizada.

Todas estas declaraciones no son propiamente fujimoristas. Más bien se presentan como parte de la carrera por impedir la llegada de Pedro Castillo a Palacio. En consecuencia tienen más críticas a Castillo que elogios a Fujimori, este último un tema sobre el que prefieren no elaborar. Una tácita distancia que debilita el apoyo.

La naturaleza de este desplazamiento hacia Fujimori no nos dice mucho sobre qué sucederá en el próximo Congreso, donde todos tienen una bancada de diverso tamaño. Si Fujimori gana, cuando llegue el momento tendrá que desarrollar una política específica para ellos, con el problema de que no se trata de un grupo de partidos homogéneo en todos los temas.

A ojo de buen cubero, bancadas disciplinadas de tales dirigentes junto con Fuerza Popular podrían reunir unos 44 votos para enfrentar cuestiones en las que coincidan. Lo cual es importante, pero aun así Fujimori tendría que moverse con una mayoría no fujimorista flotante, léase inestable, en el mejor de los casos. A Castillo le costaría mucho más llegar allí.

Pero a todos ellos, juntos o por separado, sin duda les resultaría mucho mejor dedicarse a reforzar políticas de un Ejecutivo de Fujimori, que dedicarse a frenar iniciativas de un Ejecutivo de Castillo. En este sentido, los apoyos de hoy tienen que ser vistos como otras tantas propuestas de alianzas para mañana.

Esta situación está ayudando a perfilar al centro político del próximo Congreso como un bloque que no tendrá problemas para diferenciarse de Perú Libre y Fuerza Popular. Sin evitar dar muchos bandazos la suma de AP, PM y SP, por ejemplo, no será muy grande, pero puede resultar convocadora y hasta decisiva en muchos temas.

Ninguno de los dos candidatos está celebrando mucho los respaldos de los perdedores de abril. Quizás piensan que ellos podrían contagiarles su mala suerte. No parecen estar viendo allí a un primer ministro.