Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Se acorta la brecha11 May 2021 | 4:57 h

Editorial Editorial

Nuestro compromiso con la ética10 May 2021 | 6:09 h

Editorial Editorial

Proclama Ciudadana09 May 2021 | 4:42 h

Editorial Editorial

El dilema de las AFP08 May 2021 | 4:58 h

La protesta en Colombia

Una impopular reforma tributaria generó masivas manifestaciones en medio de la pandemia.

Con la oposición de hasta su propio partido y en medio de una nueva ola de contagios del covid, el presidente Iván Duque trató de imponer una reforma tributaria en Colombia, con el resultado de una accidentada movilización nacional que ya dura dos días. Según los analistas, la protesta que ha roto los diques policiales y ha lanzado a miles a las calles en todo el país ha sido un estallido colectivo donde se juntan varios gatilladores: mala gestión de la pandemia, retraso en las vacunaciones, crisis y desempleo del 20%, año electoral y rechazo de la propuesta de toda la clase política, hasta de los propios integrantes del partido oficialista.

Pero fundamentalmente porque la reforma tributaria del presidente Iván Duque, quien insiste en llamarla Ley de Solidaridad Sostenible, impone el pago del IVA, que en Colombia llega a un 19%, a productos de consumo básico como los servicios públicos. Además, propone que paguen impuesto a la renta quienes estén ganando un sueldo mensual de más de US$ 663. El Gobierno ha justificado la propuesta en la necesidad de ampliar la base de recaudación tributaria y evitar que la deuda colombiana siga cayendo en las evaluaciones de las centrales internacionales de riesgo.

Sin embargo, esta ley, que ha sido remitida al Congreso, impone medidas tributarias destinadas a financiar la emergencia provocada por la pandemia. Este financiamiento se buscó trasladar a la clase media golpeada por la crisis económica, el desempleo que alcanza los 20 puntos, el cierre de comercios y la puntualidad de los bancos para la cobranza de deudas y moratorias.

Por boca del propio ministro de Hacienda colombiano, Alberto Carrasquilla, se conoce que “el recaudo vendrá en un 73% de las personas naturales y el resto, de las empresas”. Es decir, se trasladó el peso de la crisis a los hombros de quienes menos tienen.

Según datos del Fondo Monetario Internacional, Colombia gastó un equivalente del 4,1% de su producto bruto interno en medidas de rescate. En la región, hay quienes gastaron más: Brasil (8,8%), Chile (8,2%), Perú (7,3%) y Bolivia (5,1%). También quienes gastaron menos: Argentina (3,9%) México (0,7%) y Ecuador (0,7%).

Colombia es, según el Banco Mundial, el segundo país más desigual de América Latina y el séptimo del mundo.