Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Se acorta la brecha11 May 2021 | 4:57 h

Editorial Editorial

Nuestro compromiso con la ética10 May 2021 | 6:09 h

Editorial Editorial

Proclama Ciudadana09 May 2021 | 4:42 h

Editorial Editorial

El dilema de las AFP08 May 2021 | 4:58 h

Nuevos aforos

Gobierno dicta medidas para intensificar el uso de espacios abiertos y promover más actividades sociales.

La normalización de nuestra vida, en la que el COVID es una amenaza permanente, parece explicar esta nueva posición del Gobierno, que ya autoriza abrir los espacios públicos y permitir actividades comerciales e institucionales; eso sí, en aforos controlados que garanticen el bajo riesgo de contagio. Estos aforos en espacios abiertos serán normalizados, manteniendo las medidas de bioseguridad personal, como mascarillas –convertidas en bien público- y con el distanciamiento adecuado.

Los espacios cerrados en los que la transmisión del virus tiene mayor incidencia mantendrán todas las restricciones conocidas. Los aforos serán restrictivos y de acuerdo al nivel de riesgo. En esta categoría se incluyen los templos, restaurantes y casinos.

Una fecha especial como el Día de la Madre, el 9 de mayo próximo, tendrá la mayor cantidad de restricciones, para evitar que se produzcan aglomeraciones comerciales y las familias tengan planes de reencuentros o visitas familiares.

¿Cómo vivir esta etapa en la que se abren nuevos espacios para acoger actividades comerciales y sociales? Todavía no está muy claro el mecanismo a emplearse, porque no existe la cultura de un uso más intensivo de los espacios públicos, muchos de ellos enrejados, municipalizados y convertidos en áreas restringidas y limitadas.

Es más, es flamante la ley de gestión y protección de los espacios públicos –iniciativa de las exparlamentarias Marisa Glave e Indira Huilca-, que establece que existe un “derecho a la ciudad” que, además, mejora la calidad de vida de las personas con su mayor participación en las áreas comunes de la urbe y mayor uso del conjunto de servicios que ofrece.

Veremos en las siguientes semanas cómo marchamos hacia la llamada “normalización” de la vida en esta etapa prolongada de pandemia. Mientras avanza la vacunación y se alcanza al 60% de la población, tendremos que promover mayor actividad personal en espacios abiertos, conservando la doble mascarilla y el protector facial.

Israel, país que es un ejemplo en el proceso de vacunación, está inaugurando sus escenarios de postpandemia. Todavía estamos muy lejos de esa posibilidad, por lo que es fundamental mantener los protocolos de bioseguridad en espacios públicos y, sobre todo, en espacios cerrados, tan peligrosos en el momento actual.