Sofía Chacaltana

Sofía Chacaltana

Rimaq warmi
Doctora en Antropología con especialidad en Arqueología por la Universidad de Illinois, Chicago. Profesora investigadora del Dpto.de Humanidades de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. Se enfoca en estudiar los procesos de colonización llevados a cabo tanto por las sociedades prehispánicas como por la hispana en épocas tempranas.

Más columnas

Sofía Chacaltana

Bicentenario: los otros limeños y limeñas 15 Jun 2021 | 5:09 h

Sofía Chacaltana

Las niñas que nunca pudieron estudiar01 Jun 2021 | 6:09 h

Sofía Chacaltana

Las mujeres detrás de las “damas”18 May 2021 | 6:39 h

Sofía Chacaltana

Luna, sol y brujas del Perú antiguo 04 May 2021 | 4:28 h

Otras miradas de la identidad peruana

“Por ese motivo quisiera llamar la atención sobre dos arqueólogas: la Dra. Rebeca Carrión Cachot (1901-1960) y la Dra. Rosa Fung Pineda (nacida en 1932)...”.

En el libro Señores del pasado (2018), el investigador Raúl Asensio narra cómo luego del saqueo del Museo Nacional por parte de las tropas chilenas durante la guerra del Pacifico, las élites gobernantes peruanas se vieron en la necesidad de promover el Museo de Historia Nacional, con una narrativa que fortaleciera una identidad disminuida por la derrota militar. Esta tarea fue encargada al alemán Max Uhle en 1905, quien había recorrido, investigado y excavado en muchos lugares de Latinoamérica, incluyendo el Perú.

Años después, sería la visión de Julio C. Tello (1880-1947), un huarochirano quechuahablante que estudió en la Facultad de Medicina en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Arqueología en la Universidad de Harvard, la que construiría las narrativas vigentes de nuestro pasado. De esta manera, las primeras décadas del siglo XX, la arqueología se consolidó como disciplina científica en el Perú. Sin embargo, en esta consolidación, se excluyó las miradas de las comunidades originarias y de las voces femeninas. Por ese motivo quisiera llamar la atención sobre dos arqueólogas: la Dra. Rebeca Carrión Cachot (1901-1960) y la Dra. Rosa Fung Pineda (nacida en 1932).

La Dra. Carrión Cachot fue la primera mujer en ejercer la docencia universitaria en el Perú. Se doctoró con la tesis Indumentaria en la antigua cultura Paracas que presentó a la UNMSM en 1931, y entre sus trabajos más importantes estuvo El culto al agua en el antiguo Perú. La Paccha elemento cultural pan-andino (1955). La arqueóloga hace una elegante articulación interdisciplinaria entre la información iconográfica de las piezas arqueológicas, el estudio de las crónicas, otros instrumentos como extirpación de idolatrías, además de información etnográfica.

La Dra. Rosa Fung, merecidamente homenajeada por sus estudiantes de la UNMSM, donde también impartió cátedra. Es una acuciosa y sagaz investigadora del pasado andino de los periodos tempranos. Propuso que el inicio de la civilización costera fue a partir de una base marítima, una hipótesis que luego fue tomada por otros arqueólogos. También tuvo una mirada crítica sobre el préstamo de los cuerpos de nuestros ancestros como la denominada “Dama de Ampato”, exhibida en EE.UU. y en China. Fung, con conocimiento por su herencia china, escribió que el gobierno de ese país nunca dejaría que su “princesa de Jade” se aleje de sus tierras; por el contrario, los préstamos que han hecho a otras naciones siempre han sido réplicas.

El Proyecto Bicentenario tiene la intención de reconocer las miradas de las investigadoras y las voces femeninas del pasado, dándoles relevancia a sus narrativas. Por ello, también es importante entender las dificultades a las que estas mujeres se enfrentaron para que nos sirvan de inspiración, tanto a nosotras como a las investigadoras futuras.