Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Se acorta la brecha11 May 2021 | 4:57 h

Editorial Editorial

Nuestro compromiso con la ética10 May 2021 | 6:09 h

Editorial Editorial

Proclama Ciudadana09 May 2021 | 4:42 h

Editorial Editorial

El dilema de las AFP08 May 2021 | 4:58 h

La fractura peruana

Pedro Castillo encabeza las preferencias en 16 de las 24 regiones del país y llega al 18,1%.

Somos un país fracturado, escindido. Cada elección nos lo muestra y hablamos los días siguientes del Perú profundo, de la voz de los sin voz, de los ignorados. Y luego el centralismo limeño vuelve a profundizar la grieta, esa que se va haciendo cada vez más honda y nos clama por atención.

Hace un año, sin retroceder demasiado, fue el Frepap. Ahora el campanazo lo trajo Pedro Castillo, profesor, rondero y campesino. Un outsider para Lima y la clase política que lo recuerda por una larga huelga magisterial, pero un viejo conocido para la provincia; esa que hoy habló en las urnas, fuerte y claro.

La región andina se volcó en su respaldo. Hay regiones del país en las que tiene más de 45% de votación, según Ipsos, América TV. Por citar algunas: Apurímac, Cajamarca, Huancavelica, Ayacucho y Puno. Pedro Castillo ha resultado primero en 16 de las 24 regiones del Perú.

Si se buscan conexiones que expliquen este voto solo diremos que son regiones extremadamente pobres, con profunda desigualdad histórica y en las que el Estado no ha logrado nivelar el piso dotando de más oportunidades a sus habitantes, en especial a los más pobres.

Dicho esto, hay que señalar las habilidades del flamante vencedor de la primera vuelta para lograr crecer a un ritmo sostenido en los dos últimos meses, y a un promedio de 1 punto por día en la última semana. Básicamente ha mantenido contacto directo con su electorado cautivo, con movilizaciones, algunas masivas al estilo prepandemia, y ha difundido sus promesas electorales sin medios masivos ni apoyo publicitario.

El cambio de Constitución es una de sus más reiteradas promesas electorales, así como la eliminación del sistema de las AFP. Ha propuesto la elección popular de jueces, fiscales y procuradores y la revisión y renegociación de todos los contratos entre el Estado y las empresas transnacionales. Otra promesa de campaña es la estatización y nacionalización de empresas en sectores estratégicos.

En el camino, se ha pronunciado en contra del impuesto a la riqueza y ha mostrado un perfil conservador en relación a la familia, los derechos de la mujer y la educación. En las siguientes semanas será responsable de buscar alianzas y consensos que consoliden su apuesta para la segunda vuelta, a contrapelo de la alianza que pueda invocar Keiko Fujimori a la derecha peruana.