Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

El mal menor14 Abr 2021 | 5:47 h

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Mirko Lauer

Los perdedores12 Abr 2021 | 3:39 h

Mirko Lauer

Hartos11 Abr 2021 | 4:50 h

El gran asalto al banco

“Ahora una apropiación de la presidencia de la CAF podría producir, sin mayor esfuerzo, ese banco latinoamericano que no logró armar un chavismo boyante”.

Hace un par de semanas Luis Carranza renunció a la Corporación Andina de Fomento, CAF, para evitar que su manejo fuera tomado por algo llamable el neobolivarianismo. Quizás el gesto pueda lograrlo, pero no es nada seguro que así sea. Las presiones van a seguir, y quizás la llave para impedir el abordaje esté en Ecuador, donde hay elecciones este 11 de abril.

Las elecciones ecuatorianas vienen siendo un match muy ajustado entre Andrés Arauz, un hombre del expresidente Rafael Correa, y Guillermo Lasso, un político de derecha. Las encuestas más establecidas dan una leve ventaja a Lasso, pero no se puede descartar un triunfo de Arauz, quien tiene su propia encuesta. La suerte de la CAF dependerá de esa frágil diferencia.

Si se cumplen los plazos reglamentarios de la CAF para la elección de su nuevo presidente (que a algunos les gustaría alargar), esto sucedería antes de la toma de posición del nuevo gobernante ecuatoriano, y por consiguiente la CAF mantendría su perfil ortodoxo en lo económico, gracias a lo que sería una de las últimas decisiones del actual gobernante, Lenin Moreno.

En otros años, cuando Venezuela todavía era próspera, Hugo Chávez tuvo la idea, que nunca le funcionó, de crear un banco para UNASUR, y hasta le puso nombre: Banco del Sur, (era reiterativo en su imaginación). Ahora una apropiación de la presidencia de la CAF podría producir, sin mayor esfuerzo, ese banco latinoamericano que no logró armar un chavismo boyante.

Un aliado importante de los neobolivarianos es Andrés Manuel López Obrador, AMLO. Dicen que se está haciendo rogar para votar con los aspirantes, con aquello de no quiero, no quiero… échenlo al sombrero. El presidente mexicano viene siendo intensamente enamorado por el argentino Alberto Fernández y el boliviano Luis Arce, importantes en la maniobra.

La madre del cordero es que la economía de la pandemia ya ha hecho fuertes estragos en las arcas, ya antes casi vacías, de Venezuela, Argentina, y acaso pronto Bolivia. Frente a esas cajas fiscales solo les está quedando a esos gobernantes decir algo así como que en los nidos de antaño no hay pájaros hogaño, y abalanzarse sobre los fondos de la CAF.