Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

El mal menor14 Abr 2021 | 5:47 h

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Mirko Lauer

Los perdedores12 Abr 2021 | 3:39 h

Mirko Lauer

Hartos11 Abr 2021 | 4:50 h

¿Castillo tumbará a la izquierda?

Pero Mendoza no solo tiene problemas afuera, sino en todo su flanco izquierdo.

Quizás lo más destacable en el simulacro Datum aparecido ayer es el fuerte ascenso del candidato Pedro Castillo, de casi nada en diciembre a 3.7% en marzo. La consulta es anterior a su presencia en el debate, y quizás siga subiendo. No hay allí posibilidades presidenciales, pero quizás ya le está cerrando el paso a Verónika Mendoza a la segunda vuelta.

A diferencia de lo que muestra la segunda quincena de marzo la encuesta IEP, donde Mendoza sube, en Datum la candidata de Juntos por el Perú viene bajando desde enero. En las cifras de IEP Castillo pasa de 3.5% a 4.3% a lo largo de marzo. En ninguno de los dos sondeos Marco Arana, el otro competidor de izquierda, logra salir del rubro otros.

Castillo no hizo un mal papel en el debate, donde su indumentaria y sus planteamientos, concentrados en la idea de castigo a los culpables, de amplia circulación entre las rondas campesinas, estaban hechos a la medida de un tipo de electorado que ya conoce. Es posible que de aquí al 11 mejore un poco más sus cifras, y que Perú libre supere la valla.

El caso de Castillo es muy similar al de Gregorio Santos, otro político cajamarquino con un discurso de ultraizquierda, quien en el 2016 obtuvo 4% de la votación nacional. No bastó para arrastrar a su partido Democracia directa hasta el Congreso, pero fue suficiente como para quitarle a Mendoza los votos que ella necesitaba con urgencia.

La coincidencia a cinco años de distancia confirma que existe un núcleo duro de voto en la izquierda radical, al que no le interesa mucho votar por el candidato izquierdista con más posibilidades de llegar. Además, no son solo votos cajamarquinos (aunque hay muchos), sino nacionales. Cabe anotar que Arana también es de Cajamarca.

Pero Mendoza no solo tiene problemas afuera, sino en todo su flanco izquierdo. Yehude Simon, separado de la campaña, ha declarado que votará por Castillo, y dos dirigentes menores de Juntos han dicho que no votarán por su candidata, a la que niegan representatividad. Sin embargo, el Comité Ejecutivo se mantiene firme en su apoyo a Mendoza y espera un repunte en las encuestas de este domingo, gracias al debate.