Patricia Montero

Patricia Montero

Palabra de Montero

Más columnas

Patricia Montero

¿Perder amigos en elecciones?12 May 2021 | 5:05 h

Patricia Montero

La verdad se abre paso05 May 2021 | 5:09 h

Patricia Montero

Responda usted, señor Castillo28 Abr 2021 | 5:09 h

Patricia Montero

Hablemos de lo importante21 Abr 2021 | 5:30 h

Somos libres, seámoslo todos

“¿Acaso nos hace una mejor sociedad mantenerlos ocultos y condenados a no tener más trabajos que el de estilista o prostituta?”.

Doscientos años después de la primera vez, seguimos cantando con el pecho inflado que “somos libres”. Pero ¿quiénes somos libres? No todos, aún no. Existe en el Perú una minoría que pareciera que pocos quieren ver, a la que hemos condenado a ocultarse, a salir solo de noche, a no identificarse con su documento de identidad y a no conseguir trabajos formales o calificados (a menos que oculten quiénes son): la comunidad trans.

Esta semana se aprobó luego de cinco años el predictamen de una ley que les permitiría, entre otras cosas, liberarse de una doble vida en la que deben fingir que no son para poder ejercer derechos tan básicos como el derecho a la identidad, al trabajo, o la salud. Un día histórico, tal como lo han calificado quienes vienen desde hace años bregando porque la comunidad trans en el Perú tenga los mismos derechos que cualquier otro ciudadano.

Sin embargo, al mirar ese pequeño universo de peruanos que está en las redes sociales, me quedo con la sensación de que siempre habrá quienes sienten incomodidad y rechazo con que todos seamos iguales ante la ley, grupos que parecieran sentirse mejor consigo mismos cuando agreden y violentan. Tal vez piensen que exagero, pero ¿acaso nos hace una mejor sociedad mantenerlos ocultos y condenados a no tener más trabajos que el de estilista o prostituta? ¿Por qué a algunos les parece “normal” truncar los sueños de una mujer trans que quiere ser una connotada abogada, una potente presentadora de noticias o una médica que salve vidas únicamente porque tiene una identidad de género que no queremos comprender?

Según un estudio publicado por PROMSEX, el 76% de personas trans ha sido víctima de insultos y agresiones callejeras; el 44% de violencia por parte de policía y serenazgo; un devastador 22% al que le ha sido negada la atención en centros de salud. La lista es larga y el panorama es doloroso.

Pero este predictamen aprobado es un enorme paso hacia un futuro en el que todos podamos ser libres. Yo celebro este día histórico, esperanzada en que hay todavía quienes saben que lo urgente debe también dejar tiempo para lo importante.