Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

El mal menor14 Abr 2021 | 5:47 h

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Mirko Lauer

Los perdedores12 Abr 2021 | 3:39 h

Mirko Lauer

Hartos11 Abr 2021 | 4:50 h

IEP: dos ascensos interesantes

“Si el ultra Pedro Castillo sigue subiendo, eso podría afectar a Mendoza, y a De Soto el efecto de la vacuna recibida en los EE. UU.”.

En la encuesta IEP publicada ayer en este diario se advierte a dos candidatos cuya subida en pocos días podría, de mantenerse al mismo ritmo, colocarlos, a uno de ellos o a ambos, en la segunda vuelta. Verónika Mendoza y Hernando de Soto han crecido 2.6% y 2.8% respectivamente, las mejores performances de la segunda mitad de marzo.

Son saltos pequeños, pero importantes, y corresponden a tendencias fuertes en un contexto donde tener pocos simpatizantes es la norma. Lo de Mendoza es una repetición del 2016, y la consolida en la pugna por el segundo lugar. Lo de De Soto es súbito, y lo ubica por primera vez en las grandes ligas de la campaña del 2021.

Todo es tentativo, y si se quiere algo así como una confirmación, hay que esperar hasta las encuestas IEP e Ipsos que aparecerán este domingo cuatro de abril.

La buena fortuna de ambos se ha producido en menos de una quincena, y al ritmo que van las cosas, podría revertirse. Aunque los dos candidatos a los que tienen que ganarles están uno en declive y el otro estancado; en estos dos casos se interrumpe una carrera que parecía estar llevándolo directo a la victoria en abril.

De modo que si solo nos fijamos en los cuadros comparativos, y les damos algún peso predictivo, Mendoza y De Soto podrían tener la cancha despejada. Algunos dirán que eso no existe. Por ejemplo, si el ultra Pedro Castillo sigue subiendo, eso podría afectar a Mendoza, y a De Soto el efecto de la vacuna recibida en los EEUU.

El siguiente escenario que funcionará como escollo u oportunidad será el trío de debates presidenciales que organiza el JNE desde hoy. Sin la posibilidad de hacer manifestaciones, para muchos candidatos esas intervenciones van a hacer las veces de un cierre de campaña. Un momento de frases felices y patinadas irrecuperables.

El repentino traslado de casi todas las opiniones por ninguno a opiniones a favor del voto en blanco, de 2.2% a 20.2%, es intrigante. Votar en blanco es la manera de concretar el rechazo a la totalidad de los candidatos, y cabe preguntarse si alguno de ellos va a poder rescatar votos de allí. Las cifras bajas van a mantenerse hasta el final.