Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

El mal menor14 Abr 2021 | 5:47 h

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Mirko Lauer

Los perdedores12 Abr 2021 | 3:39 h

Mirko Lauer

Hartos11 Abr 2021 | 4:50 h

¿Por qué baja Sagasti?

“Es probable que Sagasti repunte con el paso de las semanas. Su estilo personal y administrativo será recordado como algo muy positivo en medio del enrarecido clima 2020-2021”.

La aprobación de Francisco Sagasti en Ipsos ha caído de 38% en febrero a 29% este mes. La bajada es fuerte, pero sigue dejándole más del doble que al candidato N°1 en la carrera electoral. ¿Por qué cae Sagasti? Quizás su estilo discreto hace que una parte del público no se interese por un presidente finalmente transitorio.

Además, en un país cargado con los problemas de la pandemia y la pobreza, no puede esperarse mucha aprobación para quienes gobiernan. Sagasti logró poner en marcha una vacunación pasmada bajo Martín Vizcarra, pero no ha tenido igual éxito frente al contagio y sus secuelas, si bien ha empezado a bajar en muchos lugares.

Deben ser muchos quienes suponen que sin Sagasti en la presidencia al candidato que prefieren le iría mejor. Aunque la idea de que la presencia de Sagasti en Palacio ayudaría al Partido Morado del que proviene ha quedado por los suelos. Probablemente fue el contraste entre el presidente y el candidato lo que le desinfló la llanta a Julio Guzmán.

¿Qué significa el 29%? No es una cifra para pavonearse, pero tampoco es un argumento para descalificar a Sagasti. Más bien parece la medida exacta para recordarnos a todos que este presidente está prestando un servicio transitorio, que lo ha asumido por poco tiempo y que para todo fin práctico está políticamente solo en la cancha.

Sin embargo uno hubiera pensado que con la vacunación en marcha y cientos de miles de beneficiados que ya están circulando, la aprobación de Sagasti se iba a mantener, o incluso que subiría. Pero quizás nada hace a la vacuna más simpática que recibirla uno mismo, y los no vacunados todavía somos una amplia mayoría.

Luego está el estilo del propio Sagasti. La discreción y la parquedad están muy bien. Pero a la gente le gustan los políticos inclinados hacia la trifulca, y más en estos tiempos. Declarar que la vacancia lo tiene sin cuidado en cierto modo priva al respetable de un tipo de espectáculo por el que ya hay genuina adicción.

Es probable que Sagasti repunte con el paso de las semanas. Su estilo personal y administrativo será recordado como algo muy positivo en medio del enrarecido clima 2020-2021.