Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

La propuesta de Yonhy Lescano16 Abr 2021 | 4:54 h

Mirko Lauer

La crisis de poderes15 Abr 2021 | 2:28 h

Mirko Lauer

El mal menor14 Abr 2021 | 5:47 h

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Candidato transespecie

“Todo es ensamblado en la candidatura de López Aliaga, y eso supone mucho de transitorio. El vientre partidario que utiliza ha sido tomado en préstamo de Luis Castañeda”.

El salto de Rafael López Aliaga al 7% de la intención de voto se está prestando a varias explicaciones. La que más ha circulado hasta ahora es que usar a Porky le ha ganado un grupo de seguidores noveleros e instantáneos. Esto puede haber vuelto al candidato algo más conocido, pero no explica del todo su flamante presencia en las medianas ligas.

Otra explicación bastante sencilla es que el candidato es la expresión del populismo reaccionario que hoy recorre el mundo, desde Donald Trump hasta Jair Bolsonaro, pasando por el variopinto fascismo europeo. Así, López Aliaga vendría a ser el mesías laico que una extrema derecha, sobre todo limeña, había estado esperando.

Martín Tanaka tiene una explicación más sofisticada: preexiste al candidato un abanico de posiciones de extrema derecha con muchos seguidores. La derecha estándar siempre se benefició de ellos dentro de un esquema de derechismos diversos y compartidos. El discurso de López Aliaga les ha dado la oportunidad de independizarse como posición.

No hay duda de que López Aliaga es de extrema derecha, en especial cuando sigue al ala más reaccionaria del catolicismo. Pero en los demás asuntos la posición más parece un reflejo malhumorado (efectivamente de tira cómica) que un conjunto de planteamientos ideológicos precisos. Quizás es en la religión donde hay que buscar su nueva popularidad.

El 7% que aparece en la encuesta IEP es una buena noticia para Renovación Popular, no necesariamente el anuncio de un tsunami como el de Alberto Fujimori en 1990. La competencia dentro de la propia derecha todavía puede bloquear su avance; los simpatizantes de extrema pueden terminar no siendo tantos; Porky puede terminar en la caja china.

Todo es ensamblado en la candidatura de López Aliaga, y eso supone mucho de transitorio. El vientre partidario que utiliza ha sido tomado en préstamo de Luis Castañeda. El canal del cable que opera como máquina electoral es una gentileza de la familia Wong. Ahora su identidad se ha vuelto una cortesía de Warner Brothers.

Frente a lo anterior los demás candidatos de la primera línea parecen casi todos más sólidos, y eso puede pesar a la postre. Solo Forsyth transmite parecida sensación de fragilidad. No es el caso de Lescano, Mendoza o Fujimori.