Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

La propuesta de Yonhy Lescano16 Abr 2021 | 4:54 h

Mirko Lauer

La crisis de poderes15 Abr 2021 | 2:28 h

Mirko Lauer

El mal menor14 Abr 2021 | 5:47 h

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Marzo

Un tema de marzo que no va a ninguna parte, pero que se puede prestar a pugnas es la vacunación de los miembros de mesa.

Ya comenzó un mes intenso, tripartito, regido por la vacuna, la campaña, la pandemia. Tres escenarios que se tocan, pero no se ayudan, porque cada uno tiene sus propias exigencias. Hay allí margen para las esperanzas, pero no mucho, y más margen para las disputas, como ya se está viendo todos los días.

En verdad todo el panorama está hecho de esperanzas: más vacunas y más vacunación en camino, nuevos golpes a la corrupción, ahora una bajada en las cifras de contagio, y una perspectiva de una victoria para el candidato o la candidata que preferimos. Por momentos da la impresión de que todo ha sido postergado para este marzo.

Si Francisco Sagasti y su equipo logran avanzar a buen ritmo con la vacuna, habrán hecho mucho, pues las vacunas hacen retroceder las cifras de contagio, y eso estabiliza el ambiente electoral. Sería conveniente que los funcionarios cuestionados o ya separados no vayan a los medios a empeorar su situación.

Será el mejor mes de Sagasti, con logros y distracciones. Pues llegado abril aparecerán nuevas fuerzas y el gobierno empezará a cojear. Los nuevos ganadores le harán sombra y su propio partido se le hará un lugar más extraño de lo que ya es. Imaginamos a Sagasti relanzado al circuito tecnocrático internacional prime.

En la economía de marzo se hará lo que se pueda en términos de gasto social urgente, tratar de cobrar impuestos a toda velocidad, apagar fuegos empresariales sector por sector, y resistir las crecientes presiones anticonfinamiento. El buen precio del cobre va a ayudar, lo que dure. En cambio la subida del dólar es una espada inflacionaria de Damocles.

No descartemos que el Congreso entre en trompo con el acercamiento de los nuevos elegidos, se produzcan 130 patos cojos en la Plaza de la Inquisición. Estas son las últimas semanas para hacer cosas raras en la cancha, iniciativas estrambóticas, jugosas liquidaciones adicionales, y hasta zafarranchos de censura a último minuto.

Un tema de marzo que no va a ninguna parte, pero que se puede prestar a pugnas es la vacunación de los miembros de mesa. En realidad para eso no va a haber vacunas, ni tiempo, ni criterios razonables. Que se obedezcan los protocolos de seguridad ya sería suficiente.