Editorial Editorial

Editorial

La República

Más del columnista

Editorial Editorial

El candidato desfasado05 Mar 2021 | 3:26 h

Editorial Editorial

El hombro de los privados04 Mar 2021 | 3:30 h

Editorial Editorial

Me quiero vacunar03 Mar 2021 | 5:48 h

Editorial Editorial

Una dosis necesaria02 Mar 2021 | 4:50 h

La prioridad es el oxígeno

Requerimos una acción determinante del Gobierno para garantizar la dotación del vital elemento.

Esperábamos escuchar en la conferencia de prensa convocada por PCM una solución rápida y que movilice a los niveles más articulados del Estado para dotar de oxígeno a hospitales, postas médicas y evitar así que las personas sigan atadas a la esperanza remota de un familiar que luego de pernoctar varias noches en las calles, obtiene el elemento químico vital para la vida, o no lo obtiene.

Hemos visto imágenes perturbadoras de colas en la Panamericana Sur, a la altura de Pisco. Gente que se ha movilizado desde Lima para obtener el recurso. Todos los familiares que buscan desesperados el oxígeno señalan que ha sido el propio hospital el que los ha enviado porque no cuenta con el suministro.

En la conferencia de prensa se volvió a señalar lo que hace dos semanas ya sabíamos. Que Chile está vendiéndonos y donando 40 toneladas de oxígeno por semana, respectivamente. Y agregaron como dato más concreto que el cargamento debe llegar en los próximos días.

Somos conscientes de que la ayuda en este momento es muy importante. Pero también sabemos que son 110 toneladas de oxígeno lo que constituye el déficit diario, es decir, hemos obtenido una gota de agua en el desierto.

También seguimos a la espera de las instalaciones de 22 plantas de oxígeno que iba a entregar la Universidad Nacional de Ingeniería en un plazo perentorio, porque esta escasez no es de hoy, sino que se conoce desde el momento mismo en que se evaluó desde el Minsa que iba a presentarse una segunda ola, y sería potencialmente más mortal que la primera.

Entonces, cómo así no escuchamos precisiones cuando se trata de un elemento central no solo en la curación de la COVID-19, sino vital para la vida misma de personas con diferentes enfermedades y que forman parte de la responsabilidad del Estado, que debe garantizar la vida y la salud de los peruanos.

No podemos dejar de solidarizarnos con todos los que sufren ahora por la falta de oxígeno. Esperamos una reacción tardía pero determinante del Gobierno. Las personas no pueden seguir sometidas a la disyuntiva de oxígeno o la asfixia. No debe morir ningún peruano por falta de oxígeno. Esta debe ser la meta del Gobierno.