Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más del columnista

Mirko Lauer

Un año en rojo01 Mar 2021 | 5:29 h

Mirko Lauer

Pandemia28 Feb 2021 | 2:59 h

Mirko Lauer

El tractor de Alberto27 Feb 2021 | 3:36 h

Mirko Lauer

¿Es necesario este debate?26 Feb 2021 | 12:00 h

Una inmunidad asolapada

Haberse vacunado por lo bajo en un país que esperaba la vacuna con desesperación no es una actitud muy elegante, aun si consideramos un elemento de riesgo en la premura.

Sin duda una vacunación a cientos (o incluso docenas) de funcionarios peruanos cortesía de la embajada china, antes de llegado el primer lote, despierta curiosidad. Es el tipo de acto que puede ser visto como el ejercicio de un privilegio indebido, o también como el rutinario trámite de una negociación comercial Estado-Sinopharm.

Antes de que empiecen a volar las piedras en cualquier dirección, sería bueno que todas las partes (gobierno, embajada, vacunados, negociadores, medios de prensa) contribuyan a establecer en detalle la naturaleza de lo sucedido. Quizás al ruedo político no le interese dilucidar qué pasó, pero al periodismo definitivamente sí.

También le interesa mucho a Francisco Sagasti, quien ha ofrecido una investigación sumaria sobre el tema, de uno o dos días. La fiscalía ha entrado a tallar. Es poco probable que lo sucedido ponga en riesgo el contrato de la vacuna china o, como ya están diciendo algunos, que afecte el ritmo general de la vacunación.

Es aleccionador que luego de varios días de denuestos a Martín Vizcarra por haberse vacunado y permanecer callado, este recién revele un documento (cuestionable según algunos) que lo muestra como parte de la experimentación con la vacuna china en que participó la Universidad Cayetano Heredia. Vizcarra no debió esperar tanto. La UPCH debería volver a aclarar las cosas.

La criminalización de diversos aspectos de la vacuna en general desde las redes sociales, y el festival de calumnias que ya ha comenzado en torno a eso son inevitables. Quizás haya algo de incorrecto en lo sucedido, pero darlo por sentado de partida, antes de una reflexión suficiente, es una variante de fake news.

Es el momento de acopiar información, no de precipitarse a más conclusiones de las necesarias. ¿Ha habido una donación similar de vacunas a las altas esferas en otros países? ¿Fue revelada? De ser así, ¿causó escándalo? ¿La renuncia de la Canciller Elizabeth Astete habla de una cierta conciencia de culpa o solo de temor a las redes?

Haberse vacunado por lo bajo en un país que esperaba la vacuna con desesperación no es una actitud muy elegante, aun si consideramos un elemento de riesgo en la premura. Pero considerarlo un delito es un paso bastante largo. Pero da la impresión de que esos vacunados ya están condenados.