Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más del columnista

Mirko Lauer

Un año en rojo01 Mar 2021 | 5:29 h

Mirko Lauer

Pandemia28 Feb 2021 | 2:59 h

Mirko Lauer

El tractor de Alberto27 Feb 2021 | 3:36 h

Mirko Lauer

¿Es necesario este debate?26 Feb 2021 | 12:00 h

Los apretujados

“Los casos de éxito provisional, como ha sucedido con Yonhy Lescano, no son historias de gran acumulación de puntos. Una microavalancha con los cinco proverbiales puntos ha hecho la diferencia en el sondeo Ipsos”.

En la última encuesta Ipsos los candidatos siguen muy cerca los unos de los otros, y lo mismo puede decirse de la del IEP. Esto es en parte producto de la gran cantidad de personas que no quieren opinar, y por tanto dejan sobre la mesa pocos votos para repartir. Pero también se debe a una fragmentación de las opiniones, y a candidatos con efectivamente pocas simpatías.

Esta proximidad entre la suerte de los candidatos, casi todos con un solo dígito, le viene dando un ambiente provisional a la campaña, en el sentido de que se extraña el panorama usual de ganadores y perdedores claros. Además de que gracias al margen de error estadístico, los competidores están, con una que otra excepción, básicamente en lo mismo, hasta que se demuestre lo contrario.

Esta situación da la impresión de que con un pequeño empujoncito en estos dos meses, algo así como cinco puntos, cualquiera puede instalarse en el primer o segundo lugar. ¿Es real esta percepción? Probablemente no. Más bien parece una ilusión producida por la intercambiabilidad entre las cifras de cada candidato. Varios de ellos deben estar consolándose con esta ilusoria perspectiva.

Conseguir cinco puntos adicionales o una cifra parecida para la intención de voto no es nada fácil cuando hay dos docenas de candidatos buscando lo mismo. Además las condiciones de la actual elección peruana (leyes electorales y sanitarias) no se prestan a golpes de mano. Por lo pronto el zoom no convoca multitudes, y los medios realmente tampoco.

Incluso los casos de éxito provisional, como ha sucedido con Yonhy Lescano, no son historias de gran acumulación de puntos. Una micro-avalancha con los cinco proverbiales puntos ha hecho la diferencia en el sondeo Ipsos. Pero conservarlos puede ser algo tan errático y difícil como conseguirlos. En el mismo periodo el puntero George Forsyth perdió seis.

Suponemos que todo candidato está suponiendo que los votos que le faltan están dormidos entre los indecisos, los desganados y los remilgosos, esperando el momento de favorecerlo. Pero la mala noticia es que ese tipo de piñata una vez reventada suele seguir la tendencia, y más o menos prorratearse entre todos los candidatos. Más fácil puede resultar quitarle los votos al prójimo.