Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más del columnista

Mirko Lauer

Un año en rojo01 Mar 2021 | 5:29 h

Mirko Lauer

Pandemia28 Feb 2021 | 2:59 h

Mirko Lauer

El tractor de Alberto27 Feb 2021 | 3:36 h

Mirko Lauer

¿Es necesario este debate?26 Feb 2021 | 12:00 h

Oxígeno

“El gobierno debe entrar a regular el mercado de oxígeno medicinal lo que dure esta ola, y lo que puedan durar las que vengan. La población que se está asfixiando ante las puertas de hospitales y clínicas se lo va a agradecer”.

Una proliferación de amenazas telefónicas y atentados está buscando imponer la voluntad de los especuladores. Un oxígeno costoso no puede llegar a los enfermos menos solventes, por lo que elevar los precios por balón, y del balón, equivale a otros tantos asesinatos.

No parece tan difícil que la policía detecte a los criminales dedicados a esta actividad. Los especuladores tienen que presentar sus abultados precios, quienes amenazan por teléfono tienen que hacer llamadas registrables, luego hay algunos de estos gánsteres que sin empacho vienen actuando a rostro descubierto.

Al lado de la lucha de los especuladores pasados a la delincuencia está la competencia, legal pero inaceptable, entre el déficit de oxígeno medicinal y su uso como insumo para parte de la minería y la metalmecánica. Se espera que el gobierno reoriente con celeridad el destino de la capacidad de producir oxígeno para las UCI del país.

Si las empresas productoras y/o consumidoras no se desprenden del oxígeno necesario para la lucha contra el Covid-19, el gobierno tiene el recurso de cerrarlas mientras dure esta crisis sanitaria. Por lo pronto muchas de ellas ya estuvieron cerradas durante la primera cuarentena en el 2020. Ahora funcionan, anteponiendo el negocio a la salud.

Da la impresión de que en el Perú se está confundiendo el relajamiento de algunas precauciones con el triunfo de las necesidades de la economía por sobre todas las cosas. Es en buena medida por la generosa apertura comercial de esta segunda cuarentena que el país ha entrado en la segunda ola, y el consiguiente déficit de oxígeno.

En un chat particular Víctor Zamora lo plantea con elocuencia: “Como estaban paralizadas [en la primera cuarentena] toda la capacidad de estas empresas productoras de oxígeno se usó para oxígeno medicinal, y con ello se pudo capear parte del temporal”. La situación evidentemente ha cambiado desde entonces.

El gobierno debe entrar a regular el mercado de oxígeno medicinal lo que dure esta ola, y lo que puedan durar las que vengan. La población que se está asfixiando ante las puertas de hospitales y clínicas se lo va a agradecer. Esperemos que las reuniones ya hayan comenzado.