Marisa Glave

Marisa Glave

Desde la raíz

Más columnas

Marisa Glave

Vota a conciencia09 Abr 2021 | 5:13 h

Marisa Glave

¿Tercera ola?02 Abr 2021 | 6:11 h

Marisa Glave

Por la patria hermosa26 Mar 2021 | 5:05 h

Marisa Glave

Enriquecimiento sin justa causa19 Mar 2021 | 4:08 h

Entre la esperanza y la acción ciudadana

“Desde que empezó la evaluación de este proyecto, Sedapal ha expresado su preocupación por el posible impacto de la minera en esta zona”.

Esta ha sido una semana con noticias que alivian el estrés que genera la pandemia. Llegó el primer cargamento de vacunas y se están distribuyendo entre las y los trabajadores de la salud. Se asoma una pequeña esperanza. Aunque será lento, parece el comienzo del fin de un tiempo cargado de tragedia.

Algunos –mezquinos– buscan mellar el entusiasmo generado. Levantan sus críticas ocultando la precaria realidad del Estado y la crisis político-institucional que nos acompaña hace un tiempo. Cuando en países vecinos cerraban sus acuerdos para la importación de vacunas, acá se vacaba a un presidente y se instalaba un gobierno de facto que pretendió sostenerse a base de represión violenta. La sociedad movilizada tuvo que defender, una vez más, su futuro en las calles. Los canallas que hoy se quejan, en su mayoría, son los actores políticos del golpe. No lo olvidemos.

No olvidemos tampoco que es tiempo de mirar la raíz de los problemas. La vacuna, como anuncio del fin del tiempo de la pandemia, nos regala una nueva oportunidad de organizar la vida social sin miedo al contagio. La dolorosa muerte de tantos compatriotas en medio de esta crisis sanitaria nos debe llevar a la acción ciudadana para la mejora de las condiciones de vida de las grandes mayorías.

Junto con un sistema de salud público de calidad, es central garantizar condiciones mínimas de habitabilidad. “Yo me quedo en casa”, si es una vivienda hacinada, aumenta el riesgo de contagio. Y si no tiene acceso a agua, se elimina la primera arma de defensa contra el virus: lavarse las manos.

Lima es la metrópoli que concentra al 30% de la población peruana y más de un millón de personas no tienen acceso a agua. Lo que muchos no saben es que un porcentaje importante del agua que tomamos en la ciudad proviene de Junín, de la cuenca del Mantaro. Se capta por medio del sistema marca, una compleja red de canales, reservorios y lagunas, y se trae por el túnel trasandino. En medio de este sistema, se ha aprobado la explotación de un proyecto minero: Ariana. Desde que empezó la evaluación de este proyecto, Sedapal ha expresado su preocupación por el posible impacto de la minera en esta zona. El martes 17 tendrán la oportunidad de hacerlo ante la jueza constitucional que está evaluando una acción de amparo presentada contra la autorización de operación de esta mina. A las razones ya expresadas por Sedapal, se suma ahora un informe hecho por el doctor Steven H. Emerman para CooperAcción, sobre los altos riesgos de la presa de relaves en la zona de trasvase de agua para Lima. Ojalá Sedapal revise este informe, además de los que ya tiene, y siga defendiendo nuestro derecho al agua.

Nota personal: recibo la noticia de la muerte de Javier Neves mientras cierro el artículo. Maestro, laboralista, compañero de causas justas. Que la tierra le sea leve. Su ejemplo y su memoria se quedan con nosotros.