Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más del columnista

Mirko Lauer

Un año en rojo01 Mar 2021 | 5:29 h

Mirko Lauer

Pandemia28 Feb 2021 | 2:59 h

Mirko Lauer

El tractor de Alberto27 Feb 2021 | 3:36 h

Mirko Lauer

¿Es necesario este debate?26 Feb 2021 | 12:00 h

Llegan los frasquitos chinos

“La vacunación va a ser lo más importante que Sagasti va a lograr en su breve mandato. Más importante incluso que frenar los desatinos del Congreso, lo cual ya es bastante”.

El arribo esta noche de 300.000 vacunas Sinopharm a Lima va a ser el primer alivio político que conoce Francisco Sagasti en su presidencia. Luego de un festival de fechas variables y de demoras por causas banales, Sagasti habrá logrado cumplir una de sus recurrentes promesas a corto plazo en el tema que ya empezaban a irritar al público.

La llegada de los frasquitos es tan importante que el gobierno tácitamente ha invitado a que la población haga tracking del vuelo Air France que las trae. Una actividad adecuada para la cuarentena. No sabemos quién va a recibir el lote en el aeropuerto, y tampoco si Sagasti se someterá al vacunazo de honor, como han hecho otros mandatarios.

Poner el producto sobre suelo peruano hará toda la diferencia con Martín Vizcarra, quien no pudo traer la vacuna en todos sus meses de gobierno. ¿Por qué? Parece que la burocracia que arrastra los pies y teme firmar decisiones resultó más fuerte que un gobierno al filo de la revocatoria. Una historia que merece ser contada en detalle.

¿Le va a durar a Sagasti el golpe político de haber apurado y logrado la vacuna para Perú? Durará un tiempo, pero no tanto. Las decisiones en torno de la vacuna aterrizada serán desgastantes, entre quienes quieren vacunarse cuanto antes y no pueden, y quienes no quieren vacunarse y deben hacerlo, y entre quienes no saben si quieren o no quieren.

Ya sabemos que los primeros vacunados serán los trabajadores de la salud, comenzando por los de las UCI. Luego vendrán los trabajadores de la primera línea de lucha contra el virus. En tercer lugar, los adultos mayores. Todo esto tomando en consideración la intensidad de la pandemia por espacios geográficos.

Las precedencias parecen bastante claras, sensatas y ordenadas. Pero es casi seguro que aparecerán por el camino problemas. Algunos reales, otros inventados, pero todos peligrosos para la aprobación de Sagasti. Pero el primer triunfo de esta noche compromete la presencia presidencial en todo el proceso.

La vacunación va a ser lo más importante que Sagasti va a lograr en su breve mandato. Más importante incluso que frenar los desatinos del Congreso, lo cual ya es bastante. Quizás la historia que reclamamos (antecedentes, negociaciones, logros) la deba escribir él cuando termine de presidir.