Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más del columnista

Mirko Lauer

Un año en rojo01 Mar 2021 | 5:29 h

Mirko Lauer

Pandemia28 Feb 2021 | 2:59 h

Mirko Lauer

El tractor de Alberto27 Feb 2021 | 3:36 h

Mirko Lauer

¿Es necesario este debate?26 Feb 2021 | 12:00 h

Espléndida imagen de lo incaico

Si el tema es el rescate de lo imperial, los retratos de los incas mismos no son tan importantes como los de sus antepasados.

El tema del libro no es el bicentenario, pero como si lo fuera. Los libertadores fueron un chispazo de preocupación declarativa por lo indígena, y dentro de ello por lo incaico. Quizás algunas de las espléndidas imágenes de Arte imperial inca (Lima, BCP, 2020) son parte de lo que esos militares latinoamericanos tuvieron en mente al evocar la leyenda.

Mirar retratos coloniales de Incas, o por lo menos de personajes de la corte cusqueña, sigue siendo inquietante para la mirada republicana. Son los temas de la desaparición absoluta de un imperio, de los restos de la porción de élite de una cultura, y de la posibilidad de que el Imperio Incaico pueda ser restablecido algún día, en un gigantesco pachacuti.

Para la plástica colonial representar lo incaico empezó como un ejercicio complaciente, hoy diríamos inclusivo, y a partir de un momento empezó a ser considerado como algo subversivo. Esto último como si las glorias del Cusco entonces estuvieran tan cerca como para propiciar alguna forma de renacimiento incaico.

Es tentador imaginar este arte imperial incaico, preso de la autoría y la inspiración españolas, como una antesala de las primeras resistencias criollas a lo colonial. La historia recoge algo de ese traslapo. La iconografía de lo incaico-en-lo-colonial más bien tiene la intención de establecer o evocar una arcadia bicultural.

Pero en cuanto al traslapo Ramón Mujica, coordinador de los variados ensayos del libro, tiene mucho que decir acerca de un movimiento nacional inca del siglo XVII (a caballo entre la nobleza cusqueña y la española), y ve allí parte de los “orígenes doctrinales de la república independiente”. Sin duda es parte importante del encanto de los retratos.

Si el tema es el rescate de lo imperial, los retratos de los incas mismos no son tan importantes como los de sus antepasados. Pues en esa sucesión está la base de una posible genealogía convincente de la realeza incaica hasta nuestros días, con todas las consecuencias del caso. Con la república empiezan a escasear los retratos imaginarios.

Fortalecido con el tema de Mujica el libro no solo va “de la Conquista a la Independencia”, sino también fortalece un imaginario que va desde la Independencia a nuestros días.